ES NOTICIA EN ABC
«Half the Picture»

Lo que se pierde Hollywood sin mujeres directoras

TCM estrena el 8 de marzo el documental dirigido por Amy Adrion, que habla con ABC sobre el machismo en la industria del cine

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un general. Un jerifalte. Alguien duro, con la autoridad suficiente para levantar un imperio o, en su defecto, sacar adelante cualquier rodaje. Una especie de John Ford, aunque no necesariamente con parche. A esa posición dominante eleva la industria del cine americana a los directores, un molde en el que no encajan, pese a sus méritos, cineastas como Alice Guy, Mary Pickford o incluso Kathryn Bigelow, la única en toda la historia que ha ganado un Oscar por su trabajo tras las cámaras en «En tierra hostil». A todas ellas, y a las demás, les dedica la directora Amy Adrion el documental «Half the Picture» («La mitad de la película»), que TCM estrena el próximo 8 de marzo. Una película que denuncia el machismo atávico que existe en Hollywood desde que algún publicista levantó el gigantesco cartel que todavía hoy corona la colina de Monte Lee, en el Parque Griffith de Los Ángeles. Una discriminación que convierte la meca del cine en «un club para hombres blancos heterosexuales», relegando a las mujeres detrás de las cámaras a un papel secundario.

«A la gente le parece que la tarea de dirigir es como levantar pesas, cuando, en realidad, se trata más de la intimidad, de las conexiones, cosas que a las mujeres se nos dan bien por naturaleza. Muchas mujeres se verán obligadas a crearse un personaje casi militar para poder dirigir», explica en el documental Lena Dunham («Girls»).

Sobre todo, si quieren hacer algo más allá del cine independiente, donde parecen arrinconadas. «Eres un bicho raro si eres directora y haces una película para un estudio», dice Rebecca Keegan, de Vanity Fair. «Los actores tienen listas propias. Si una estrella dice: “Yo trabajo con estos cinco directores, y entre ellos no hay mujeres”, da igual que tengas a la mejor directora del mundo. No está en la lista». Para Adrion esta exclusión es sintomática, y revela la falta de confianza que hay en que una mujer lidere un equipo y un gran presupuesto.

«Creo que les da bastante miedo depositar mucho dinero en mujeres. En las grandes películas de Hollywood hay un montón de dinero que se invierte en el negocio, en la tecnología y en la dirección… pero no ven a las mujeres como una buena inversión porque no es tan común que asuman ese rol», reflexiona en una entrevista a ABC la directora del largometraje. Y las cifras la avalan: en la última década, de las 1.114 películas más taquilleras de Hollywood, 1.069 estuvieron dirigidas por hombres y tan solo 45 por mujeres. En los últimos 17 años, el número de mujeres directoras ha disminuido, a pesar de la aparición de talentosas realizadoras como Greta Gerwig, la quinta mujer en ser nominada al Oscar. Sin premio. Ni ella ni Bigelow, ni tampoco Sofia Coppola o Patty Jenkins, la primera en dirigir un filme de superhéroes («Wonder Woman»), aparecen en el documental. «Trabajamos duro para contar con ellas pero por el motivo que sea, como uno tan insignificante como que no querían hablar de esto, no están en la película. No sé qué pasó, pero sí que lo intentamos», reconoce Adrion.

En la cinta sí están Jill Solloway («A dos metros bajo tierra», «Transparent»), Miranda July, Cámara de Oro en Cannes por «Tú, yo y los demás» o Karyn Kusama, que acaba de estrenar «Destroyer» con Nicole Kidman. Todas cuentan su experiencia, sus duros inicios y cómo, gracias a la ayuda de otras como ellas, tuvieron una oportunidad. Es el caso de Ava DuVernay, primera afroamericana en ser candidata al Oscar por «Selma», a quien Gina Prince-Bythewood («Love & Basketball») le aconsejó que se ocupara de los comportamientos machistas del rodaje en público, para que todos fueran testigos. Si no fuera por ella, señala DuVernay, «habría perdido el control del equipo».

Hay mujeres al frente de países y de grandes empresas y, aunque hay discriminación en todas partes, por algún motivo en la industria del cine el problema está muy vigente. Aunque las cosas empiezan a cambiar. En febrero de 2017 se anunció que la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE.UU. acusó de discriminación a los estudios de cine más conocidos. Las negociaciones están en marcha. Como dice el título del documental, todavía queda por ver la mitad de la película.