ES NOTICIA EN ABC

Gran Hermano VIP Anabel Pantoja, primera expulsada de «GH VIP»; Dinio, Noemí Salazar y Hugo Castejón, nominados

El «reality» de Telecinco celebró este jueves su tercera gala con la eliminación de la sobrina de Isabel Pantoja y nueva ronda de nominaciones

Anabel Pantoja e Irene Junquera, en «GH VIP - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La tercera gala de «Gran Hermano VIP» terminó con Anabel Pantoja como la primera expulsada del «reality» de Telecinco. Al igual que sucediera con su prima Isabel en la pasada edición de «GH VIP», la colaboradora de «Sálvame» se marchó expulsada en su duelo con la periodista Irene Junquera, a la que la audiencia del formato decidió salvar en una noche que dejó tres nuevos nominados: Hugo Castejón, Dinio y Noemí Salazar.

Las tensiones entre los aspirantes afloraron desde el primer momento de la velada. Desde plató, Jorge Javier Vázquez puso el foco el que quizá haya sido el mayor conflicto que han vivido los concursantes en esta primera semana de concurso: el vivido el miércoles en la residencia de Guadalix de la Sierra, cuando Adara, Hugo Castejón y Dinio disfrutaron de una fiesta que les preparó el programa, en la que el resto de concursantes no querían participar.

Una trama que, incluso, llevó a Alba Carrillo pensar en abandonar la casa de «GH VIP», aunque decidió seguir tras hablar con Jorge Javier Vázquez desde plató. «Anoche fue una noche muy difícil, porque discutes con una persona que no deja de discutir con otros. No hay paz», comentó la televisiva, en referencia a Hugo Castejón, el gran enemigo común de este inicio de «Gran Hermano VIP». «¡Estáis muy amargados!», reprendió Adara al grupo. «¡Solo nos estábamos divirtiendo!», coincidieron Hugo y Dinio.

A continuación, y después de discutir lo sucedido en la casa también en plató, la acción del programa se trasladó a la Sala de Expulsión, a la que el formato desplazó a Irene Junquera y Anabel Pantoja, las nominadas de la semana. Ambas han congeniado muy bien en la semana que han compartido en el formato de Telecinco, aunque solo había sitio para una a partir de este jueves. Ambas, por cierto, tenían el derecho de decidir qué dos participantes podrían utilizar el baño de la casa (al que los aspirantes todavía no tienen acceso) y decidieron que éstas fueran Alba Carrillo y Mila Ximénez.

La llamada sorpresa de Isabel Pantoja

Antes de conocer el nombre de la expulsada, el programa dejó a la primera hablar con su hermano Jorge durante unos minutos por teléfono; antes de hacer lo propio con Anabel, que recibió la llamada de Isabel Pantoja (con la que estuvo hablando bastante más tiempo del que Irene charló con su hermano, por cierto). «Pase lo que pase, para mí eres mi ganadora. Estamos muy orgullosos de ti», comentó la tonadillera, que sin querer, filtró que sería su sobrina la que se marcharía de «GH VIP». «Es una pena que no nos hayan dejado verte más tiempo ahí dentro», comentó sin quererlo, en un momento de la conversación.

Dicho y hecho. Con un 57,8% de votos, la sobrina de Isabel Pantoja se marchó de «GH VIP» e Irene (42,2%) se salvó. «He cumplido un sueño estando aquí, aunque me quedo con todo lo que he vivido esta semana. Pero es un juego y me ha tocado a mí. Mala suerte», comentó la colaboradora de «Sálvame», con resignación. En la casa, algunos aspirantes no daban crédito al adiós de Anabel. Especialmente Mila Ximénez, amiga y compañera de trabajo de la televisiva. «Esto es muy injusto. Me he quedado sin un apoyo muy importante», espetó entre lágrimas. Una reacción similar a la que tuvo el Maestro Joao, que también rompió a llorar. «Me da mucha pena. Una semana es muy poco tiempo para alguien que tenía tanta ilusión por venir aquí. Anabel no se lo merece», afirmó el vidente, mientras Gianmarco trataba de consolarle.

Sin tiempo para lamentaciones, y después de que Rocío Flores, la hija de Antonio David, hablase acerca de la «curva de la vida» de su padre, que tuvo lugar el martes en «GH VIP: Límite 48 Horas», llegó el momento del «juego de líder». En esta ocasión, los concursantes, caracterizados como si fueran chorizos y divididos en dos grupos, debían aguantar el máximo tiempo posible colgados de una plataforma. La primera tanda la ganó Adara, mientras que en la segunda hizo lo propio Antonio David. Ambos, por tanto, se ganaron la inmunidad y el derecho a nominar en el Confesionario, en privado. El resto, debían hacerlo a la cara.

El liderazgo de Adara, un quebradero de cabeza

El hecho de que Adara se hubiera convertido en inmune supuso un auténtico problema para el grupo mayoritario, pues sus integrantes habían pensado poner en el disparadero con sus votos a los tres díscolos: Hugo Castejón, Dinio y la propia Adara. Sin embargo, no pudieron hacerlo y el tercer voto se repartió entre el resto de aspirantes.

En plató, entretanto, el programa recibió a Anabel Pantoja, primera expulsada de «GH VIP». «Llevaba cinco años esperando esto, pero por lo visto no le gusto a la audiencia y no sé por qué. Salir me duele mucho», comentó la televisiva, entre lágrimas. «No quería defraudar a mi gente», continuó. En ese momento, Irene Rosales, la mujer de Kiko Rivera, el primo de Anabel, se levantó de su asiento para consolar a la tertuliana de «Sálvame». «¡Lo has hecho de maravilla! Es una pena que la gente no vaya a ver cómo eres durante más tiempo».

Para cerrar la velada, los concursantes siguieron con las nominaciones, que fueron de lo más polémicas, y terminaron en el disparadero Dinio, Noemí Salazar y Hugo Castejón. En el Confesionario, Vázquez dio a los líderes, Adara y Antonio David, la oportunidad de cambiar a uno de los nominados por otro aspirante. Sin embargo, no se pusieron de acuerdo, por lo que los tres lucharán la próxima semana por continuar en «GH VIP 7».