ES NOTICIA EN ABC

Gran Hermano VIP El «apagón» a «GH VIP» funciona: el «reality» pierde audiencia tras la polémica última gala

Miles de telespectadores «desconectan» del programa a raíz de lo sucedido entre Jorge Javier, Makoke, Verdeliss y Tony

Momento en que Tony Spina decidió, el pasado jueves, nominar a Verdeliss y salvar a Makoke
Momento en que Tony Spina decidió, el pasado jueves, nominar a Verdeliss y salvar a Makoke - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La polémica no abandona a «Gran Hermano VIP» en esta última edición. La controversia generada en la séptima gala del programa, en la que la audiencia acusó a «GH VIP» de «tongo», «manipulación» o «fraude», ha afectado al concurso de Telecinco más de lo que esperaban desde Mediaset. El programa no ha salido impune de lo sucedido y prueba de ello es que «GH VIP: El debate», la primera emisión del programa tras el pasado jueves, ha perdido cientos de miles de espectadores con respecto de la pasada semana.

Para explicar lo sucedido con profundidad, hay que retrotraerse hasta el inicio de la polémica. En las últimas semanas, miles de televidentes han cargado con dureza contra «GH VIP» por la condescendencia del programa hacia las actitudes y comportamientos de concursantes como Aurah Ruiz, acusada de robar a Miriam Saavedra en la casa de Guadalix de la Sierra; o Suso Álvarez, cuya amplia retahila de comentarios machistas, xenófobos e incluso «misóginos» han quedado impunes a ojos de «Gran Hermano VIP». Con los ánimos bastante caldeados, el pasado jueves tuvo lugar un suceso de lo más controvertido y que ha sido lo que ha terminado de encender al público de «GH VIP», que no dudó en pedir a través de las redes sociales el «boicot» y «apagón» al concurso de Mediaset.

Durante los días previos a la Gala 7, Ángel Garó y Tony Spina habían ejercido como «Dioses del Olimpo» en la prueba semanal. Por ello, ellos dos serían testigos directos de las nominaciones del resto de concursantes, que procederían a hacer ante ellos. «Ambos tendrán que ir haciendo sus propios cálculos con las puntuaciones y al final de la noche serán los encargados de anunciar al resto de la casa la lista de candidatos a la expulsión. Sin embargo, esta lista podría no ser la real, puesto que cabe la opción de que cometan errores en las sumas de puntos», anunciaron desde «GH VIP» en la previa de la gala.

Y así sucedió. Ambos se equivocaron en sus cuentas y «metieron» entre los nominados a los tres favoritos de la audiencia: la terna formada por Miriam, El Koala y Verdeliss, pese a que la última no estaba entre los aspirantes más votados por el resto de concursantes de «Gran Hermano VIP». En su lugar, era Makoke quien realmente estaba nominada. Tony, ganador también de la prueba de la noche, tenía el derecho de cambiar a uno de los nominados por un aspirante que no lo estuviera. Fue llamado al confesionario y, creyendo que Verdeliss estaba en la rampa de salida, expresó su voluntad de no cambiar las votaciones.

Las «trampas» de Jorge Javier y «GH VIP»

Sin embargo, en ese momento, el presentador Jorge Javier Vázquez y «GH VIP» se saltaron sus propias normas. El conductor del formato le dijo a Tony que se había equivocado en sus cuentas, a pesar de que en teoría no debía saberlo y fue entonces cuando el concursante optó por nominar a Verdeliss y librar a Makoke, integrante de su mismo grupo de convivencia, bautizado por El Koala como «el sexteto» y en redes sociales como «la mugrepandi», integrado, además de por Tony y Makoke, por Mónica Hoyos, Suso, Aurah y el ya expulsado Darek. Para muchos, tuvo que ver en la decisión de Telecinco la posible visita a la casa de Kiko Matamoros, expareja de Makoke y que repercutiría positivamente en los índices de audiencia del programa. Por lo pronto, hoy ha acudido a la residencia de Guadalix de la Sierra Laura Matamoros, hija del colaborador de «Sálvame».

Fue en ese instante cuando la audiencia de «GH VIP» entró en cólera y declaró abiertamente la guerra al programa y a Jorge Javier. A partir de entonces, el espacio de Telecinco perdió miles de seguidores en su perfil oficial de Twitter. El jueves, su cifra de «followers» rozaba los 645.000 seguidores, que hoy lunes 29 de octubre se ha visto reducida a 635.000. «Si algo nos molesta es que se rían de vosotros. Y lo habéis vuelto a hacer», publicaban los «tuiteros».

Aparte de ello, la audiencia dejó de hacer «trending topic» los «hashtags» promovidos por el programa, que cambió por otros reivindicativos como #SomosLaAudiencia, #AsíNoGHVIP y #ApagónGHVIP. Quique Ramos, exconcursante de «GH 16» y compañero de Suso y Sofía Suescun en el programa, fue uno de los que promovió públicamente el boicot a «Gran Hermano VIP». Como señal de protesta, además, cientos de «tuiteros» comenzaron a responder, con comentarios repulsivos, a cada mensaje escrito por la cuenta oficial de «GH VIP».

Las cifras en Twitter y televisión, reveladoras

Aunque más allá de todo ello, y tal y como se ha señalado anteriormente, el programa también vio resentidos sus resultados de audiencia este domingo en «GH VIP: El debate». Según datos de Kantar Media recogidos por Barlovento Comunicación, el pasado domingo 21 de octubre el programa fue seguido por 2.327.000 espectadores, un 17,4% de cuota de pantalla, quedándose a medio millón de espectadores de la emisión más vista, «MasterChef Celebrity» en La 1 de RTVE. Datos similares a los que había logrado la anterior semana, en los que logró un 17,9% de share y 2.224.000 televidentes.

Sin embargo, este domingo el programa de Telecinco no ha logrado igualar sus cifras pasadas y varios miles de espectadores se «desengancharon» del concurso. «GH VIP: El debate» apenas superó los dos millones de espectadores, con un 17% de share, quedándose a más de 700.000 espectadores de «MasterChef Celebrity» y viéndose igualado por la segunda entrega de «Salvados» que emitió La Sexta: «El dilema: crónica de dos rupturas», que congregó frente al televisor a 2.070.000 espectadores.

Aquella noche, no obstante, «MasterChef Celebrity» también perdió espectadores, como lo hicieron varios programas más durante todo el día, por lo que la bajada de audiencia fue más allá del «reality show» de Mediaset. En cualquier caso, el tiempo dirá si «GH VIP» consigue enderezarse y recuperar la confianza del público.