ES NOTICIA EN ABC

Gran Hermano DÚO La caída en desgracia de Sofía Suescun: el caballo ganador de GH DÚO venido a menos

Molesta tras ser expulsada dos veces en GH DÚO, Suescun se revolvió contra la madre de Alejandro Albalá: «Yo iré al psicólogo, pero usted debería ir a un santero a que le saque el demonio que lleva dentro»

Sofía Suescun, tras ser expulsada por segunda vez de GH DÚO
Sofía Suescun, tras ser expulsada por segunda vez de GH DÚO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Parece que lleva toda la vida moviéndose de plató en plató, pero fue hace solo tres años, en Gran Hermano 16, cuando una desconocida Sofía Suescun irrumpió en el medio catódico y lo revolucionó todo. Ganó el reality, en el que había entrado al concurso con su madre, Maite Galdeano, conductora de autobuses y otro de los personajes televisivos más estrambóticos de Mediaset; y se convirtió en la concursante más joven en llevarse el maletín de GH.

Después de su paso natural como tronista en «Mujeres y hombres y viceversa», programa al que en más de alguna ocasión se ha referido con cariño, se confirmó la presencia de Sofía Suescun en otro reality de la casa,Supervivientes 2018, en el que también se llevó el premio.

Fue precisamente este reality el que empezó a hacer mella en su relación con Alejandro Albalá y el que motivó, por puro morbo, que ambos concursaran juntos en la presente edición de GH DÚO, donde entraron separados, protagonizaron sonadas reconciliaciones y sacaron de quicio al resto de la casa y audiencia con sus épicas broncas y celos.

En GH DÚO, baile de presentadores mediante tras el susto de Jorge Javier Vázquez, se le agotó la cuerda a Sofía Suescun, que vio cómo a la audiencia se le agotaba la paciencia hasta en dos ocasiones, las dos en las que fue expulsada de la edición, previa repesca. La última expulsión de GH DÚO, si cabe más dolorosa, fue precisamente con Albalá, justo después de unos vídeos con los que Telecinco volvía a abrir la llaga, por si acaso estuviera cerrada.

En las imágenes que Gran Hermano DÚO compartió con ambos concursantes, se veía a Suescun despotricar con fría crueldad de su exsuegra, Paz Guerra. Ante las duras palabras de la joven de 23 años, la madre de Alejandro Albalá abandonó el plató y agradeció, lógicamente, la salida de la que antaño ganaba realities.

La rivalidad entre ambas no cesó desde esa gala de GH DÚO, pero tuvo su momento álgido este jueves, que constató la deriva paranoica de Suescun, a la que los que otrora defendían no dudaron en amonestar.

Psicólogos y demonios en GH DÚO

Después de sus críticas a Albalá por el trato recibido por su expareja durante GH DÚO en una polémica portada, la tensión agitó el plató del concurso, que está a las peurtas de conocer su nuevo ganador. Ante los nuevos reproches de Suescum, que señalaba a Paz Guerra por haberse reído recomendándole ir al psicólogo, esta, harta de las «impertinencias» de Maite Galdeano y su hija, decidió abandonar el plató, visiblemente incómoda y tocada emocionalmente. Por supuesto que volvió, previa insistencia de Jordi González: «Has estado hoy cuatro horas en 'Sálvame', te ruego que estés aquí. Tu hijo está en la cuerda floja, por favor».

Y Paz volvió dando guerra al plató de GH DÚO: «Ya estoy cansada de tanta tensión. Llevo desde Julio escuchando televisivamente muchas impertinencias, de ella y de su madre, y ya no aguanto más esta presión. Me gustaría cambiarme de sitio, la verdad». «La solución no es huir del problema, esperaba un perdón por lo menos. Entiendo, de verdad, que mis formas no son muchas veces las más adecuadas, pero llega un momento que no puedo estar controlándolo todo. El domingo pasado me sentí mal por cómo traté a los colaboradores y os pido perdón. No estaba en la mejor forma posible y luego me sentí mal. Hay veces que esto se me hace muy grande, de verdad».

Pese a parecer que la renconciliación estaba cerca, después de la marcha atrás de Sofía, no había tregua posible para estas dos mujeres. No al menos en GH DÚO. «Siempre me he sentido aplastada por Alejandro Albalá. Una persona que te quiere lo normal es que potencie tus buenas cualidades, y él lo que hacía era aplastármelas», volvió aurgar Suescun. Y la madre de Albalá ya no lo aguantó más y le recomendó a la exnovia de su hijo: «Le aconsejaré ir al psicólogo porque deberá de ordenar muchas ideas, la cabeza, su vida, después de todo lo que ha pasado últimamente». Y, por supuesto, Sofía saltó: «Yo iré al psicólogo, pero usted debería ir a un santero a que le saque el demonio que lleva dentro».