Es Noticia

GH Dúo ¿Por qué el «Gran Hermano» de famosos sigue teniendo audiencia?

Mientras que la edición anónima del «reality» fracasó en su última edición, Telecinco ha sabido reinventarse con «GH VIP» y «GH Dúo»

Los concursantes de «GH Dúo», en el programa de este martes
Los concursantes de «GH Dúo», en el programa de este martes - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El año 2000 trajo consigo un auténtico fenómeno televisivo con la llegada a las pequeñas pantallas españolas de «Gran Hermano». Tirando de clichés, el formato que entonces presentaba Mercedes Milá llegó para quedarse con un espacio que revolucionó completamente la manera de hacer televisión en España.

Un grupo de personas anónimas, totalmente desconocidas para el público y entre sí, tenía que convivir en una vivienda con gente a la que no conocían de nada mientras todo era retransmitido por televisión. «Bienvenidos a la vida en directo», rezaba el eslogan de aquella primera edición de «Gran Hermano». Todo lo que allí hacían los concursantes era grabado y emitido, al más puro estilo «El show de Truman» y el formato se convirtió en un éxito de rentabilidad y audiencia para Telecinco y Mediaset.

Edición tras edición, «Gran Hermano» y sus polémicas conseguían cautivar al público. «Mal o bien, pero que hablen», debían pensar desde Mediaset, que entre aplausos y críticas cerraba una entrega tras otra con grandes índices de audiencia. La labor de Mercedes Milá como presentadora también ayudaba, y son muchas las voces entre los televidentes que hoy piden su retorno en lugar del que es actualmente el conductor del formato en todas sus extensiones, Jorge Javier Vázquez.

Rostros conocidos... y polémicos

Viendo el éxito de sus ediciones anónimas, Telecinco decidió en 2004 lanzar la primera edición de «Gran Hermano VIP», en el que participarían rostros conocidos de la televisión española. La «vedette» Marlene Mourreau resultó ganadora de aquella entrega, presentada por Jesús Vázquez y que contó con personalidades como los cantantes Juan Camús (exconcursante de «Operación Triunfo») y Coyote Dax, el payaso Rody Aragón, el actor Fabio Testi o la periodista Rosa García Caro.

Los buenos registros de audiencia de aquella edición llevaron a Mediaset a apostar con fuerza por una nueva entrega un año después. Tras ello, la cadena decidió dejar el formato durante diez años en barbecho, regresando con fuerza en 2015, con Belén Esteban como cabeza de lanza. A partir de entonces, el buen funcionamiento de esta entrega de famosos nunca ha dejado de crecer, llegando a su máximo esplendor en esta última entrega, con Miriam Saavedra coronándose como ganadora de «GH VIP 6» por delante del polémico Suso Álvarez, exconcursante de «Mujeres y hombres y viceversa»; y del cantante El Koala.

Tal es el éxito de «Gran Hermano VIP» que el programa ya ha sustituido a su entrega anónima a la vanguardia de los «realities» de Telecinco. La última edición de aspirantes que no eran conocidos, de hecho, fue un fracaso de audiencia en la primera cadena de Mediaset y terminó incluso antes de lo estipulado. Por ello, Telecinco paralizó la producción de una nueva entrega de «GH VIP» y se la jugó con una apuesta segura, «Supervivientes», como su «reality» para la época de primavera y verano del pasado 2018.

Gran acogida entre los jóvenes

En efecto, la jugada les salió redonda. «Supervivientes», con el comentado nuevo «look» de Jorge Javier Vázquez, fue un rotundo éxito y la sexta entrega de «Gran Hermano VIP» supo seguir la inercia. Ambos formatos triunfaron especialmente entre el público joven, y Telecinco ha vuelto a explotar el filón ahora con «GH Dúo», su nuevo «reality» protagonizado por parejas (y tríos) de famosos que mantuvieron en el pasado o en la actualidad un idilio sentimental.

Con rostros tan conocidos entre el mundo del corazón como Kiko Rivera, su mujer Irene Rosales, la exmodelo María Jesús Ruiz o Yurena (el nuevo nombre de la cantante Tamara), cantantes como Fortu Sánchez y vestigios de la maquinaria del corazón de Telecinco como Sofía Suescun, Ylenia Padilla, Antonio Tejado, Alejandro Albalá y Carolina Sobe, «Gran Hermano Dúo» ha irrumpido con fuerza en el panorama televisivo. En especial, entre las mujeres y el público más joven, pero también entre los mayores, tal y como refrendan los datos de Barlovento Comunicación.

En base a ellos, la gala de este martes de «Gran Hermano Dúo: Límite 48 Horas» fue seguida por 2.312.000 espectadores, un 20,3% de share. Casi un 25% de los jóvenes de entre 13 y 24 años que en aquel momento veían la televisión (160.000) seguían «Gran Hermano Dúo». Dato que se mantiene (23,5%) entre la población mayor de 64 años, aunque en este caso el número total de espectadores sí que aumenta considerablemente (723.000 televidentes). En su franja horaria, el programa solo fue superado por las audiciones a ciegas de «La voz» (2.966.000 espectadores) en Antena 3.

Los famosos interesan

El auge de estos «realities» de famosos contrasta con el desplome en audiencia de sus ediciones anónimas. Con «Gran Hermano» de capa caída y sin haber celebrado edición este pasado año, algo que no había sucedido todavía en lo que va de milenio, las entregas de rostros conocidos no dejan de crecer. Sucede, principalmente, porque hay un gran sector de la población que, cansados de los dimes y diretes de sus vidas, disfrutan viendo en la televisión al hijo de Isabel Pantoja y a Sofía Suescun, por poner dos ejemplos, tirándose los trastos a la cabeza. Pero sustituyan sus nombres por los de Mónica Hoyos y Miriam Saavedra o los de Isabel Pantoja y Omar Montes.

Pero más allá de ello, y en consonancia con la buena acogida que están teniendo estos espacios entre la gente joven, destaca la buena labor de comunicación que están haciendo desde Telecinco y los propios formatos. En concreto en redes sociales, donde manejan a la perfección las interacciones con su audiencia potencial.

No hay que olvidar, además, que el éxito de programas como «Gran Hermano Dúo» no repercute únicamente al «reality» en sí. Y es que en esa enorme fábrica de contenidos de corazón que es Telecinco, lo que sucede en sus programas de este estilo les sirve para nutrir de contenidos a otros espacios de la cadena y el grupo, como «Sálvame», «Socialité» «Sábado Deluxe», «Cazamariposas» e incluso «El programa de Ana Rosa». Todo queda en familia.