ES NOTICIA EN ABC

First Dates Primera sorpresa del año en «First Dates»: Barbies, purpurina y la Sirenita

Ausias, un joven muy particular, fue el primer aspirante del año en «First Dates»

Ausias durante su cita en «First Dates»
Ausias durante su cita en «First Dates» - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Sigue habiendo solteros en 2018. «First Dates» estrenó este martes su primera emisión de un año que promete ser tan atareado como los anteriores para Sobera y su equipo. Desde el primer minuto, el episodio que estrenó este año vino cargado de los personajes que ya en 2017 colmaron el programa y prometen seguir amenizando las noches a los espectadores de Cuatro.

Los guionistas quisieron empezar el año con fuerza, presentando a su audiencia a un individuo que impactase al público y fuese garantía de espectáculo. Ausias, un joven valenciano de 19 años con unos pendientes del tamaño de un puño. Vestido entero de rosa y peinado a raya, Ausias aseguró no ser «ni hombre ni mujer: soy y me siento como un muñeco, que no tiene género». No en vano, Ausias tiene entre sus costumbres el coleccionar muñecas Barbie, teniendo ya unas 15o en su casa. Trabaja como dependiente en una juguetería, y su otra gran pasión es la purpurina: «Me encanta, es el "bribri" del país, se lo pondría a todo: a la bandera, a las casas, a la ropa...»

En cuanto a sus preferencias amorosas, también son un tanto chocantes: «Los heteros me aburren: eso de siempre lo mismo, lo mismo...me aburre. Y con los gays no suelo llevarme bien, me ven muy femenino, con mucha pluma...Por eso busco a alguien independiente, que no tenga miedo y no le importe lo que digan los demás». Así las cosas, confesó, «en el amor me ha ido mal, tengo demasiado brillo para las personas».

Es más, uno de sus grandes temores esa noche en «First Dates», aseguró, era que «al chico no le guste la pluma, porque si no le gusta ha dado con el pavo real...». Se sentó a sentar con Ausias Andrés, malagueño de 20 años y estudiante de interpretación. Aunque era difícil, los dos chicos coincidieron en su gusto por la purpurina y su afición a vestirse con ropa de mujer. Andrés ya había avisado: «Yo soy una persona extraña y rara. Mis gustos...son muy raros, pero me importa lo que otros piensen».

Lo que Andrés buscaba se parecía bastante a lo que Ausias representaba: «Un chico al que no le importe maquillarse». Pues, como le comentó a su pareja al poco de sentarse, «si por mí fuera, me pintaría todos los días como una puerta».

A pesar de todo, Ausias expresó algunas dudas sobre su pareja: «El chico brilla, pero no con "brillibrilli"». La cita fue agradable y cordial, ambos parecían encajar a la perfección aunque, al final, faltó eso que en el programa llaman «la chispa» y cada uno se marchó solo a su casa.