Es Noticia

First Dates La insinuación más picante y sexual de una comensal de «First Dates»

Este martes tuvo lugar la primera edición de la semana del programa que conduce Carlos Sobera en Cuatro

La cena entre Sara y Luz en «First Dates» no fue la mejor posible
La cena entre Sara y Luz en «First Dates» no fue la mejor posible - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este martes tuvo lugar la primera edición de la semana de «First Dates», pues el lunes descansó por la emisión del partido de la Liga de las Naciones de la UEFA entre las selecciones de Portugal e Italia. Sin embargo, el programa que conduce Carlos Sobera en Cuatro volvió a no dejar indiferente a nadie.

Al programa de este martes de «First Dates» se presentaron cuatro parejas con ganas de encontrar el amor: Marc y Maite; Sheila y Einar; Sara y Luz; y Jorge y Rubén. La suerte fue muy dispar para todos ellos, aunque fue especialmente esquiva con Marc.

El hombre acudió al espacio de Cuatro en busca de su media naranja, pero se quedó con las ganas. Sobera y su equipo le emparejaron con Maite y desde el principio se vio que la cosa no iba bien. «Me recuerda mucho a mi expareja y eso no es bueno», reconocía Maite ante las cámaras de Cuatro. Pese a ello, la situación pareció reconducirse y a la hora de pagar la cena, Marc insistió en invitar a su comensal. «Así tenemos una excusa para volver a quedar y a la próxima invitas tú».

Pese a ello, sus deseos no se hicieron realidad, aunque las intenciones del hombre estaban claras. «Me ha faltado un buen rato de mirarte a los ojos y decirte cosas», admitió. Sin embargo, la mujer no se aplacó. «Lo siento, pero no tendría una segunda cita contigo. He estado híper agusto, se me ha pasado el tiempo volando... pero me falta algo para ir más allá», explicó.

Todo lo contrario de lo que sucedió entre Einar y Sheila, la pareja más joven de la noche en «First Dates». Ellos sí que tuvieron química desde el primer instante. «Tenemos muchísimas cosas en común, he estado muy a gusto y me gustaría seguir conociéndote», expresó Sheila. Antes, Einar le cantó «Ya no», de Manuel Carrasco, que terminó de conquistarla.

Tampoco fue bien la cosa entre las dos lesbianas de la noche, Sara y Luz. La cita, de hecho, empezó con una frase de lo más picante por parte de la segunda. «En gastronomía me gusta más la carne, en otras cosas... ya sabes cómo va esto», insinuó. Pese a ello y a un par de chistes malos de la primera, algo entrada en carnes («Como ves, me gusta comer. Yo no tiroides nada. Me lo comoides todo») la cosa no fue bien y ninguna de las dos quiso una segunda cita.

Mejor le fue a la otra pareja gay del programa, Rubén y Jorge. La cosa entre ambos fluyó desde el inicio y los dos lo tuvieron claro: tendrían una segunda cita. No les fue mal, porque según explicó el programa en última instancia, ambos siguen juntos en el día de hoy.