ES NOTICIA EN ABC

First Dates La inesperada vocación de un comensal de «First Dates»

El programa que presenta Carlos Sobera en Cuatro despidió la semana con nuevas parejas de solteros buscando sus medias naranjas

Iván, este viernes en «First Dates»
Iván, este viernes en «First Dates» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El restaurante de «First Dates», el «dating show» que presenta Carlos Sobera en Cuatro, abrió este viernes sus puertas por última vez en la semana. Lo hizo para recibir a nuevas parejas de solteros, que acudieron al formato a buscar el amor.

Uno de los comensales invitados en la última noche del formato en la semana fue Iván, un joven de 19 años que acudía al programa en busca de su media naranja. «Soy extrovertido y agradable, y vivo en Madrid», le dijo a Lidia Torrent, la camarera más conocida del programa.

Instantes después, la joven le preguntó por sus intereses y por los menesteres a los que dedicaba su vida. Y la camarera se sorprendió con su respuesta, totalmente inesperada. «Hago lucha grecorromana, en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid», contestó el joven. Un deporte que Lidia desconocía, pero que Iván trató de explicarle. «Es como la lucha libre, pero otra modalidad, sin mallas. Entreno una media de cuatro horas diarias. Mi día se basa en entrenar, comer, ir a clase y estudiar», sentenció.

Tras ello, Sobera, Lidia, el barman Matías Roure y compañía dieron la bienvenida a Marta, la «pareja» de Iván en «First Dates». Una joven de 20 años, que se definió como «agradable y habladora» y estudiante del Grado Superior en Actividades Físicas y Deportivas. «La naturaleza, los animales y el deporte son como mis tres pilares».

La cita entre ambos parecía marchar bien, aunque Marta tampoco sabía nada acerca de la lucha grecorromana. «No tengo ni idea. No sé qué es». Iván trató de volver a explicar su deporte. «Es como la lucha libre, que sabes que es deporte olímpico. Pues la grecorromana es una variante, en la que no usamos las piernas. Solo la parte de arriba», afirmó. La joven, por su parte, le dijo que ella se había lesionado la rodilla y que se había hecho «la triada». «¿Eso qué es?», preguntó Iván. «Me rompí el ligamento cruzado, el lateral y el menisco», respondió la joven.

La velada siguió su curso e iba cada vez mejor entre los dos comensales de «First Dates». «En el amor, no me gusta planificar las cosas, sino que surjan», aseguró Iván. «Me gusta su manera de pensar. Creo que esto puede fluir», comentó Marta a las cámaras del programa. Poco a poco, los dos fueron descubriendo que compartían pasiones en común, como su fascinante afición por el ukelele. Ambos, así las cosas, coincidieron en que tendrían una segunda cita tras la finalización de la velada. «Para seguir conociéndonos y viendo más cosas que tengamos en común», sentenció el deportista.