Es Noticia

First Dates La grosera falta de respeto a su pareja: «Se nota que no vas al gimnasio»

Al poco de sentarse a cenar Paco le dijo a Carmen que «se nota que no te cuidas»

CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«First Dates», con Carlos Sobera al frente, sigue empeñándose en su tarea de erradicar la soltería en España. Tarea difícil la suya, pero no es esa razón paa claudicar. Por el plató de Cuatro han pasado los personajes más excéntricos que uno pueda imaginarse, y no pocos de ellos se han ido del programa acompañados. Ninguna misión es imposible.

La noche la estrenaron dos hermanos marbellíes, Alejandro y Paco, de 23 y 41 años, que lo hacen todo juntos y por eso también buscar el amor. Paco, divorciado con tres hijos, reconoció estar necesitado del apoyo y de los consejos de su hermano pequeño. Tras dejar pasar un tiempo desde su separación, el marbellí busca ahora una mujer con la que compartir su vida.

Para cenar con él llegó Carmen, una granadina de 42 años que ya había pasado por «First Dates» pero había tenido una cita desastrosa. «Busco a un hombre sencillo, que no sea egoísta y que me valore más allá de mi físico», explicó la andaluza. Antes de conocer a Paco, Carlos Sobera le presentó a su hermano Alejandro y le pudo hacer tres preguntas sobre su pareja. La primera impresión no fue muy buena para ninguna de las dos partes, que pensaban lo mismo del otro sin saberlo. «Cuando lo he visto he pensado que me traían a mi padre», confesó Carmen horrorizada. Por su parte, Paco reconoció que «si hubiese tenido unos años menos mucho mejor».

Aunque desde el principio estaba claro que no iban a tener mucho futuro como pareja, al menos Paco podría haberse molestado en no ser grosero con su pareja. Ya al poco de sentarse le espetó a su pareja que «tú de cuidarte no eres, ¿no? Ni de ir al gimnasio...porque se te nota, y a mi me gusta que se cuiden». Lógicamente, a ella le sentaron muy mal sus palabras y le dijo que «no son agradables. Un hombre cortés no lo haría porque no es correcto». A partir de ese momento la conversación se volvió incómoda, desagradable y Carmen si la veía gorda, a lo que él contestó con una malísima excusa: «No te veo gorda, te veo no de gimnasio. Pero tampoco gorda...». Como era de esperar, Carmen se negó en rotundo a volver a ver a Paco y le volvió a decir lo mal que le habían parecido sus palabras.

Alejandro se sentó a cenar con Laura, una estudiante malagueña de 20 años que también era veterana en el restaurante de «First Dates». Al contrario que a su hermano mayor, al benjamín le salieron las cosas a pedir de boca y su cena fue a las mil maravillas. De inmediatio conectó con Laura, se rieron y se gustaron mutuamente. A la hora de la verdad pasó lo que estaba claro y Alejandro y Laura se fueron de la mano del restaurante.