Es Noticia

First Dates Los extraños gustos de una comensal: «Me gustan los hombres como Pablo Iglesias»

Umi es una estudiante gaditana que siente atracción por los hombres «intelectuales y con el pelo largo

CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Los solteros de "First Dates" llevan todo el día pensando solamente en enamorarse». Así anunciaba en Twitter el programa de Cuatro su sesión de este jueves. En efecto, mientras haya solteros obsesionados con «encontrar el amor» la permanencia del programa de Carlos Sobera está garantizada. Siendo así, todo indicada a que tendremos «First Dates» para rato.

Para empezar la noche llegó al restaurante Lidia, una estudiante madrileña de 18 años que reconoció que ella era «novata en el amor porque nunca he tenido una relación seria por eso no sé lo que estoy buscando. Solamente tengo claro que busco a un chico guapo, alto, que no sea un nini y que tenga, como máximo, 20 años». Ni más ni menos que tres pretendientes se había traído Sobera para que ella decidiese pero sin verlos, solamente hablando con ellos por teléfono unos segundos: «Eso no me gusta porque para mi el físico es lo primero, y quien diga lo contrario miente».

Al final la joven se quedó con Eduardo, un castellonense de 20 años que está creando una empresa, algo que encandiló a Lidia: «Me gusta que sea emprendedor y haga cosas por su cuenta». A primera vista ambos se entraron por los ojos, por lo que la cita prometía y parecía que la relación podía cuajar. Se sentaron a cenar y la conversación fluyó con facilidad y se dieron cuenta que tenían muchos puntos en común. Al final, él quiso darle una segunda oportunidad pero a ella le echó para atrás la distancia y prefirió que quedasen como amigos.

Muy diferente a ellos dos era Fabio, un joven de 20 años con cara de pocos amigos y el pelo de colores: «Mi rollo es ir siempre casual, ir como me apetezca y me sienta cómodo. En el amor, la verdad es que me ha ido fatal y no sé lo que busco...Me gustaría una relación seria y cerrada, pero no encuentro a una chica que me llene para eso». Lidia, la camarera de «First Dates» le dijo que escribiese en un papel un adjetivo que le definiese, y él cogió el bolígrafo y preguntó «¿espontáneo se escribe con "x", no?». No andaba muy fino en ortografía el chico.

No menos extravagante era Umi, una estudiante de psicología gaditana de 27 años que llegó presentando sus credenciales políticas: «No soy comunista pero sí soy muy de izquierdas, además abogo por el Proyecto Venus, es decir, una sociedad en la que no habría dinero ni trueque ni nada...Además soy vegana y feminista, defiendo a los animales porque ellos no pueden poner denuncias cuando les maltratan». Los gustos de la gaditana son más que cuestionables: «Me gustan los hombres como Pablo Iglesias, así intelectuales y con el pelo largo...».

A primera vista parecía que ambos podían pegar, pero pronto Umi quedó desencantada de su pareja. Pensaba que Fabio estaba desinformado respecto a la política y no tenían demasiados gustos en común. Además, no le agradó su carácter sumiso y apático, por lo que al final cada uno se fue por su lado pero de forma amistosa.