ES NOTICIA EN ABC

First Dates El desplante más tajante de una comensal de «First Dates»: «No me encajarías ni como amigo»

La joven Anabel acudió este miércoles a buscar el amor en el programa que presenta Carlos Sobera en Cuatro, pero su cita con Ismael no fue nada bien

Anabel, este miércoles en «First Dates»
Anabel, este miércoles en «First Dates» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«First Dates», el programa para encontrar pareja más famoso de la televisión, volvió este miércoles a las noches de Cuatro. Aunque de entre todas las citas que se dieron en la tercera noche de la semana en el programa que presenta Carlos Sobera, ninguna fue tan desastrosa como la que protagonizaron Ismael y Anabel.

La velada arrancó torcida desde el principio. La joven, de 22 años y natural de Sevilla, llegó ataviada con una gorra al «dating show». «Vengo con gorra porque me gusta El Rocío, cantar y las romerías», aseveró, dejando atónito al propio presentador.

Instantes después, el televisivo presentó a la joven a Ismael, un chico de 26 años interesado en los coches. Aunque a la joven no le entró por los ojos desde el inicio. «Es muy parado. Me gusta alguien más con chispa, que me acompañe en mis locuras... y él no lo parece», afirmó, antes de definirse como una amante de la fiesta. «¡Me pongo como Las Grecas!», se vanaglorió en «First Dates».

Entretanto, Ismael expuso sus planes de futuro... que en nada coincidían con los de Anabel. «Pienso en tener una mujer, unos niños y estar pegado a mi negocio. No quiero irme lejos del pueblo», afirmó el muchacho, que dijo tener un grado medio en Mecánica. Sus pretensiones no parecían satisfacer a su cita. «No quiere salir del pueblo, se quiere quedar ahí con sus animales y con sus vacas. Creo que el futuro es casarse con una oveja, porque no quiere nada», se quejó la joven.

La cita no parecía ir nada bien y por ello, Sobera quiso animarla. «Igual, si les canta una canción un cantante, la cosa mejora...», opinó, antes de dar entrada al cantante Manu Tenorio, que acudió por sorpresa a «First Dates» para presentar su nueva canción, «El roce». Aunque ni con esas mejoró la noche entre Anabel e Ismael. «Han tenido pocas coincidencias durante su cita. Más bien, ninguna», observó Sobera.

A continuación, la pareja pasó a tratar el tema de la religión, que acabó por terminar de distanciarles. «¿Eres creyente?», quiso saber Anabel. «Creo en las fiestas que nos pegamos», contestó Ismael, con sorna. La joven, en desacuerdo con la opinión del chico, siguió a lo suyo. «¿Y te casarías por la Iglesia??», le preguntó. «Sí, no veo por qué no», respondió el joven. En ese instante, Anabel se terminó de venir arriba. «Si no eres creyente... eso es ser un poquito falso», opinó en «First Dates».

Tras ello, el veredicto estaba claro. «Bueno, cogemos la cuenta, ¿no?», dijo Ismael, que tampoco parecía convencido con el devenir de la noche. Como no podía ser de otro modo, ambos convinieron en pedir la nota a la camarera, Lidia Torrent, y en pagar.

Ya ante las cámaras del programa, los dos coincidieron en que no había sido una buena cita. «Le ha faltado chispita», dijo Anabel. «Le ha faltado algo. Como amigos muy bien, pero por lo demás...», opinó Ismael. En ese instante, la joven intervino y dejó claro que su relación con el mecánico nunca llegaría a nada más. «Creo que como amigos tampoco encajaríamos. Porque eres muy quietecillo y a mí me gusta que a mis amigos les guste la fiesta», espetó, antes de dar por concluida la cita entre ambos en «First Dates».