ES NOTICIA EN ABC

First dates Un comensal «poligonero» llama «choni» a su pareja en «First dates»

Lucas acudió luciendo una vestimenta «elegante» pero no se quedó con su compañera porque no estudiaba ni trabajaba

Lucas, el «poligonero» de «First dates»
Lucas, el «poligonero» de «First dates» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Una noche más, «First dates» abrió sus puertas para recibir a nuevos comensales dispuestos a encontrar el amor. Uno de los que decidió acudir en busca de su media naranja fue Lucas, un madrileño de 23 años pluriempleado y con estudios, aunque con la autoestima por las nubes y un estilo muy particular.

Con un estilo de vestimenta que en las redes sociales tildaron de «poligonero», Lucas aseguró ser una persona a la que le gusta arreglarse y ser elegante. «Soy una persona guapa, elegante. No me gusta presumir de ello, pero se vive bien. Se vive mejor que siendo feo», aseguró nada más entrar en el restaurante de «First dates».

De hecho, tan importante era la apariencia para Lucas que la consideraba «uno de los valores más fundamentales de la vida». Su estilo de vestimenta con el que acudió a «First dates» fue un pantalón pitillo, sudadera rosa, piercings, tatuajes y un reloj dorado que acaparaba todas las miradas.

Con estas pretensiones, encontrar una persona que cumpliera con sus exigencias era complicado. Sin embargo, Belén, a sus 20 años y también de Madrid, podía cumplir con sus expectativas en un primer momento.

«Busco a alguien que sea sano, porque todas las parejas han sido obsesivas», decía Lucas. ¿Conseguiría Belén cumplir con ello? Eso si, aunque no quiere que su pareja sea celosa, reconoce que le «gusta gustar. Está claro, si sales tienes que gustar», aseguraba el fiestero.

Además, se consideraba «chulo» pero con su «parte sentimental», algo que cuadraba, en principio con lo que buscaba Belén. Eso si, la veinteañera tenía un punto en donde no coincidía demasiado con Lucas: «No me gusta arreglarme demasiado». Sin embargo, el de estilo «poligonero» le había atraído a primera vista. «Cuando le he visto a Lucas he dicho "joder, que guapo es"», aseguró en «First dates».

Con Belén en el bolsillo, todo hacía prever que, siendo una chica de su estilo, Lucas aceptaría tener una segunda cita. Sin embargo, a medida que la velada avanzaba, las cosas se fueron torciendo para el de la sudadera rosa, y es que su compañera de mesa no tenía más preocupación que lograr sacarse el permiso de conducir. Además, consideró que su compañera de mesa era demasiado diferente a él.

«La definiría como choni. Yo tenía mi parte también de pequeño pero veo que se ha anclado en ese sentido», aseguró Lucas a cámara. Además, veía que «trabajar y estudiar es fundamental. «Formarse es un principio de la vida», y sin esas preocupaciones en Belén, le dejó de atraer. Tanto fue así que decidió no repetir una segunda cita con Belén más allá de «First dates».

«Que no estudies ni trabajes me ha parado un poco, porque me gusta una chica que me de caña y no tener que estar tirando de ella yo también», aseguró Lucas después de que Belén aceptara tener una segunda cita después de «First dates».