Es Noticia

La familia Canela Margarit mostrará su espíritu más salvaje en Cuatro

Meritxell, Amaia, Andoni y Unai son los protagonistas del nuevo programa de cadena de Mediaset, el cual se estrena a las 21.40 horas, con una primera parada en Namibia en busca del rinoceronte africano

Meritxell, Amaia, Andoni y Unai son los protagonistas de «Espíritu Salvaje»
Meritxell, Amaia, Andoni y Unai son los protagonistas de «Espíritu Salvaje» - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Descubrir a los rinocerontes en Namibia, el oso grizzli en Canadá y Alaska, las tortugas marinas en México, el quebrantahuesos en el Pirineo catalán, el buey almizclero en Groenlandia, el temido tigre de bengala en la India y el ualabí de patas amarillas en Australia. Estos son los siete animales en peligro de extinción que la atípica familia de corazón nómada Canela-Margarit dará a conocer en su estado más puro y natural en «Espíritu Salvaje», el nuevo docu-reality que Cuatro estrena a las 21.40 horas. «Un proyecto que ha sido algo más que televisión, ha sido una forma de educar, de ver el mundo y de luchar contra las adversidades», destacó el director de Producción de Programas de Cuatro, Mariano Blanco.

Trece y siete años es la edad que tienen los aventureros más pequeños de la familia aunque ya han dado la vuelta al mundo, han visto de cerca desconocidas especies animales, han acampado en pleno desierto y han cenado bajo las estrellas en medio de la sabana. Ellos son Unai y Amaia que, junto a sus padres, Andoni y Meritxell, han viajado a siete destinos muy distintos para mostrar cómo es vivir en plena naturaleza. «En esta ocasión, no es solo viajar. Descubriremos una serie de animales para explicar cómo viven, porqué están amenazados y lo que podemos hacer para evitar su extinción», destacó Andoni durante la presentación del espacio.

La familia ha viajado a siete destinos para mostrar cómo es vivir en plena naturaleza
Además, los espectadores no solo contemplarán increíbles parajes y asombrosas especies animales, sino que también descubrirán cómo son las rutinas propias de una familia cuyo hogar se traslada durante cerca de tres semanas una temporada a la selva, el desierto o la montaña. «Un programa que mostrará la pasión que esta familia siente por la naturaleza con toda naturalidad, demostrando las horas de búsqueda y paciente espera para encontrarse con el animal que buscan», subrayó el productor ejecutivo del programa, Alberto Carullo.

Unai es el guía de esta increíble aventura que se ha grabado en siete meses. Con gran entusiasmo ante cada descubrimiento, revelará a la cámara características y curiosidades de cada especie animal mientras descubre lugares remotos y hermosos, rincones inhóspitos y un planeta con graves problemas medioambientales. «Ha sido una auténtica pasada descubrir lo increíble que es el fondo marino que hay oculto en México y, sobre todo, las tortugas marinas, que son impresionantes» destacó Unai. A lo que no dudó en añadir que, en la India, vivió «un momento muy especial al presenciar a un tigre cazando una tortuga enorme. Muy poca gente había visto algo parecido».

Por su parte, Andoni es un prestigioso fotógrafo medioambiental que disfruta como un niño cuando está en plena naturaleza y Meritxell, además de ser la más paciente de toda la familia, tiene un gran interés por conocer la gente, la historia y las curiosidades de todos los lugares que visitan. Asimismo, narra como nadie los cuentos que se inventa durante sus viajes, muchos de ellos inspirados en su hija Amaia.

Namibia es el primer destino de la familia protagonista del nuevo programa de Cuatro
Namibia es el primer destino de la familia protagonista del nuevo programa de Cuatro- CUATRO

La imponente sabana africana será la protagonista de la primera entrega de este nuevo formato, que la cadena produce con la colaboración de Big Bang Media y Noski Productions. La familia pondrá rumbo a Namibia, al Parque nacional Etosha en busca del rinoceronte africano, animal perseguido por los furtivos por sus valiosos cuernos, a los que se le atribuyen erróneamente propiedades curativas. «También se descubrirá lo horrible que es que, para poder salvarles, les tienen que cortar los cuernos», añadió Blanco.