ES NOTICIA EN ABC

Factor X Pol Granch se convierte en el ganador de «Factor X» tras una final cargada de polémica

El concursante se impuso en la gran final a Elena Farga, tras dejar en la cuneta a Samuel y las W Caps, y se proclamó vencedor del concurso musical de Telecinco

Pol Granch, ganador de «Factor X», celebra su triunfo junto a su «madrina» Laura Pausini - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Pol Granch se convirtió en el ganador de la tercera edición de «Factor X». El aspirante se impuso en una final muy reñida a Elena Farga y se coronó como el nuevo ganador de esta entrega del concurso, que regresó esta temporada a Telecinco tras diez años alejado del 'prime-time'.

Telecinco decidía a mitad de semana adelantar la final de «Factor X», un 'talent-show' al que han dado mucho peso pero que no ha logrado triunfar en exceso en la cadena. Tratando de aprovecharse del filón de «Operación Triunfo» en Televisión Española, la cadena de Mediaset apostó con mucha fuerza por el formato musical, pero lo cierto es que los registros de audiencia no han acompañado en exceso. De hecho, la semifinal del pasado viernes solo congregó frente al televisor a un millón de espectadores (9,4% de cuota de pantalla), que hicieron del programa la quinta opción de la noche en abierto. Guarismos a los que no están acostumbrados en Telecinco, donde conseguir menos de un 10% de 'share' es poco menos que un fracaso.

La noche la abrió una actuación en directo de James Arthur, ganador de la edición británica del programa en 2012. Tras ello, llegó el turno de los concursantes. El primero de los finalistas en subirse al escenario fue Pol Granch, el ganador final, que interpretó «El sitio de mi recreo», de Antonio Vega. La actuación del chico de Laura Pausini fue aplaudida por el jurado. «Hoy por fin he visto al artista que quería ver en “Factor X”», expresó Fernando Montesinos, el también bajista de «Obús» y el único miembro del jurado cuyo equipo no aportó ni un solo finalista. Su entusiasmo fue compartido por Xavi Martínez y por la propia Pausini. No así por Risto Mejide. «Te me has desinflado un poco», espetó, ante la sorpresa del público.

La segunda actuación de la noche fue la de Elena Farga, una de las miembros del equipo de Risto y gran favorita al triunfo final, que interpretó «Set fire to the rain», de Adele. «Cantar por Adele es un desafío muy complicado, pero ésto ha sido una caricia a mi corazón», confesó Laura Pausini. «Llevas dos cargas, la de favoritísima desde el principio y la de interpretar un tema de Adele. ¡Y nos has dejado con la boca abierta! ¡Enhorabuena por portar esa carga así de bien!», le dijo Xavi Martínez. Su discurso, en esta ocasión, no lo compartió Fernando Montesinos, al que no le convenció del todo la actuación de la joven. «Lo tienes todo en tu contra. Hay gente que no valora tu talento y que piensa que mis opiniones te pueden perjudicar. Pero eres la que más has arriesgado y eres puro “Factor X”. Mereces el premio de ganar este concurso y tienes la personalidad para enamorarnos», expresó por su parte Risto, su gran valedor.

La polémica con las W Caps

Tras Elena, llegó el turno del dúo de Xavi Martínez: W Caps, que interpretaron «Lo siento», de Beret. Su actuación se granjeó el aplauso de Laura Pausini, aunque no el de Montesinos. «Siempre os he dicho que sois un poco lánguidas, pero igual es que esa es vuestra seña de identidad». Después, llegó la gran polémica: las feroces críticas de Risto. «Me parece que siempre cantáis igual todas las canciones. Sois unas excelentes semifinalistas, pero creo que no tenéis talento para estar en la final. La cobardía de Xavi Martínez es la que os ha hecho estar aquí». Sus palabras encendieron a Martínez, su 'coach', con razón y ambos vivieron un sonoro enfrentamiento en plató. «Lo has llevado todo donde tú querías», le espetó, desafiante, antes de dirigirse a sus «chicas». «Para mí, sois las ganadoras de este concurso y estáis aquí por vuestro merecimiento», expresó. La polémica entre Risto y Martínez no quedó ahí. «Risto, sabes que te admiro mucho, pero...», espetó el segundo, conciliador. «Pues no me admires tanto», respondió Mejide. «¡Yo hago lo que me da la gana!», terminó contestando Martínez.

Después de la polémica y con las aguas más calmadas, se subió al escenario el último finalista: Samuel, que interpretó «All of me», de John Legend. El segundo de los chicos de Laura Pausini brilló con el micrófono y así lo reconoció el jurado. «Es admirable todo lo que has crecido», le dijo Risto, que se levantó de su asiento para ovacionarle. Tras ello, habló Xavi Martínez, que aprovechó para lanzarle una pulla a Risto. «Has desafinado un poquito, pero tranquilo, que aquí no vamos a decirte que nos haces bostezar ni a faltarte al respeto. O por lo menos yo», le dijo, en un claro «guiño» a su compañero de jurado. Antes de que Mejide pudiera contestarle, Montesinos alzó la voz. «Esta noche tiene que ser la de los concursantes. ¡No la nuestra!», bramó, en pie sobre su silla.

Tras las primeras actuaciones, los aspirantes cogieron aire e interpretaron junto a Laura Pausini su tema «Nadie ha dicho», antes de volver al ruedo. En segunda instancia, Pol Granch, el favorito de los lectores de ABC Play según la encuesta que lanzamos a través de Twitter, interpretó «Mad World», de Gary Jules. Después, Elena Farga brilló con «Aunque tú no lo sepas», de Enrique Urquijo y Los Problemas.

Samuel, brillo sin premio

Tras ello, volvieron al escenario W Caps, que mejoraron sus credenciales con «Dusk Till Dawn», de ZAYN, antes de que Samuel deslumbrara, una vez más, con la versión en acústico de «Despacito», de Luis Fonsi. Los cuatro cantaron así por segunda vez, por lo que con la audiencia valorando a los dos posibles finalistas a través del televoto, entró en plató Ruth Lorenzo, representante de España en Eurovisión en 2014 para interpretar «Loveaholic», la canción estrella de su nuevo disco.

Con los votos ya contabilizados, el público decidió que el triunfo final quedara entre Pol Granch y Elena Farga. De los cuatro que empezaron la final, solo dos podían pasar al último duelo, por lo que se quedaron a un paso de las W Caps y Samuel, a pesar de que éste último fue uno de los aspirantes más destacados en este último día de «Factor X». De hecho, se quedó fuera del gran duelo «por unas décimas», como destacó el presentador de «Factor X», Jesús Vázquez.

En el duelo final, Pol se la jugó con «Le chant des sirènes», la canción francesa de Fréro Delavega que interpretó durante las audiciones. Apuesta idéntica a la de Elena Farga, que apostó por Whitney Houston y su legendaria «I will always love you». Pero al primero, gran favorito para los lectores de ABC Play, le salió mejor la jugada y terminó coronándose como el gran vencedor del programa. En las postrimerías del mismo, volvió a interpretar «El sitio de mi recreo»... aunque fue incapaz de evitar que su voz se quebrase y rompió a llorar. Lógico. No todos los días uno se proclama vencedor de «Factor X».