ES NOTICIA EN ABC

GH VIP ¿Por qué expulsaron a Hugo Castejón?: las claves para entender la decisión de la audiencia

La audiencia decidió que fuera la expareja de Marta Sánchez el que no volviera a dormir en Guadalix de la Sierra

Hugo Castejón fue el expulsado en la cuarta gala de «GH VIP»
Hugo Castejón fue el expulsado en la cuarta gala de «GH VIP» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La cuarta gala de «GH VIP» ha finalizado con un claro perdedor: Hugo Castejón. El concursante más polémico de la edición perdió su duelo de la noche contra Noemí Salazar. Con unos porcentajes muy ajustados, y después de que se diera la vuelta a las votaciones en las últimas horas, la expareja de Marta Sánchez tuvo que abandonar la casa de Guadalix de la Sierra y regresar a su vida normal.

A su vuelta en plató, Jorge Javier Vázquez le enseñó el que había sido su comportamiento, el mismo por el que el público determinó que no le quería seguir viendo dentro de «GH VIP». Tras haber conseguido sacar de quicio al resto de compañeros de concurso, y haberse ganado unos cuantos enemigos, los espectadores sancionaron su actitud una semana después de haberle convertido en el menos votado. Pero, ¿por qué este cambio?

Los concursantes de «GH VIP» —a excepción de Dinio y Adara— deseaban que fuera el expulsado, pero al otro lado de la pantalla ya habían decidido hacia una semana y dos día que fuera el que menos votos en contra recibiera. Esto, como es lógico, desconcertó al resto de concursantes, que veían como el compañero que les convertía el día a día en un infierno continuaría dando guerra, al menos, una semana más.

«Castejón se convirtió en el picante que supo sacar de sus casillas al resto de concursantes»

Sin dejar a nadie indiferente, Hugo Castejón consiguió darle vida a los momentos más complicados del reality: el comienzo. Una vez que se estrena el programa, tienen que pasar unos días hasta que las tramas empiezan a configurarse, un tiempo de «buen rollo» en el que no suele pasar nada reseñable. Castejón se convirtió en el picante que supo sacar de sus casillas al resto de concursantes, incluyendo a los miembros menos protagonistas del programa. Donde hubo paz, supo sembrar discordia.

Pero lo poco gusta y lo mucho cansa, y eso es lo que le ha pasado a Castejón. Protagonista indiscutible de las dos primeras semanas, solo dejó ver al público su faceta más bronca y provocadora. Incitando al resto de concursantes a la discusión en cualquier momento, las hachas de guerra no se guardaron ni un instante hasta el pasado martes, momento en el que sintió el aliento de sus votos en la nuca y se serenó.

En las galas, resúmenes, debates y límites 48 horas, se sucedían los vídeos de Hugo Castejón caldeando el ambiente: primero iba contra Mila Ximénez cuando no se había ni levantado de la cama. Luego, contra Kiko Jiménez, el único que —aunque sin mucho acierto en cuanto a sus maneras— fue capaz de frenar a Castejón en más de una ocasión. Los concursantes, que veía los vídeos desde el plasma de «GH VIP», daban su réplica. Hugo Castejón siempre respondía y, además, interrumpía al resto cuando sus palabras no le convencían. Pero el pasado martes se le fue de las manos.

Su comportamiento, nada aprobable, se había extalimitado y en los directos no dejaba intervenir al resto de habitantes de la casa. Hugo hablaba sin parar: cuando le tocaba y cuando no tenía la palabra. En más de una ocasión ha necesitado de la reprimenda de Jorge Javier Vázquez para no cortar al resto, pero aun así se excedió. Bronca, discusión, pelea y nueva provocación: así se podría definir el concurso de Hugo Castejón, que intentó seguir una estrategia ya vista en el concurso, pero que no le ha dado el resultado deseado.

Los referentes de Hugo Castejón

Hay dos claros precedentes de lo que ha sido el concurso de Hugo Castejón en «GH VIP»: Carlos Lozano y Miriam Saavedra. Ambos consiguieron llegar a la final del programa, siendo segundo finalista el presentador, mientras que la peruana se alzó como vencedora del reality. ¿Y por qué ahora cae Castejón en la segunda semana? ¿La gente se ha cansado de las discusiones? No, simplemente le ha desbordado la tensión que ha generado.

Tanto Saavedra como Lozano supieron combinar el humor con las broncas. El conductor de programas sabía decir lo que opinaba a la cara, sin llegar a discutir directamente, pero calentando el ambiente también y generando un clima de convivencia complicado. Además, daban buenos momentos y vídeos divertidos que servían para que el espectador liberara tensión, algo que no hemos visto en Castejón. Saavedra, directamente, optaba por la bronca extrema, pero escogiendo sus objetivos, mientras mostraba el resto del tiempo su alegre y divertida forma de ser. También hay que reconocer que la manera de discutir de la peruana era muy divertida.

Hugo se ha dedicado a ir contra el mundo, disparando a todos lados, incluso llegando a acusar a Dinio de haberle traicionado durante los posicionamientos del pasado martes. Además, Adara se ha ido separando lenta y sigilosamente del lado de Castejón, conociendo a más compañeros de programa, como Joao, con quien mantiene una excelente relación.

Castejón no ha sabido mostrar las dos facetas necesarias para que pudiera continuar en la casa. Solo vivir del conflicto le ha salido caro. Ahora deberá esperar a que haya una repesca para intentar volver a la casa, en donde sus compañeros no le esperan precisamente con los brazos abiertos.