ES NOTICIA EN ABC

«Mi casa es la tuya» La reconciliación entre Bertín y Arévalo: «Mucha gente habló sin saber nada»

Dafne Fernández, Juana Acosta, Pepón Nieto y Ernesto Alterio visitaron la casa de Bertín para desvelar los detalles de la grabación de la comedia «Perfectos desconocidos»

Bertín Osborne y Arévalo, en «Mi casa es la tuya»
Bertín Osborne y Arévalo, en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles, «Mi casa es la tuya» fue algo más peculiar de lo normal. Bertín Osborne recibió a gran parte del reparto de «Perfectos Desconocidos», la última película de Álex de la Iglesia, es decir, a Dafne Fernández, Juana Acosta, Pepón Nieto y Ernesto Alterio. Pero estos también le hicieron jugar al el juego sobre el que gira el guion de la película: «El juego consiste en poner los móviles encima de la mesa y si te entra un mensaje o una llamada, hay que

leerla en voz alta».

Los encargados de preparar el menú fueron Pepón, Dafne y Juana, compuesto por una ensalada templada, un atún a la plancha y unos patacones colombianos. Porque no fue hasta la comida cuando aceptaron poner sus móviles sobre la mesa y ser transparentes con sus compañeros. Las llamadas de algunos familiares y amigos, además de las de rostros conocidos como Terelu Campos, pusieron a más de uno de los invitados en apuros. «Cuidadín con Bertín», le dice a Dafne su representante, «que empieza a darte vino y no sabes lo que dices.

Un reencuentro más que esperado

Pero el momento más emotivo llegó con una llamada, la de Paco Arévalo a Bertín. «¿Pero no estabas enfadado con él?», le pregunta Dafne. «¡Que alegría de escucharte! Que estoy en Madrid y me gustaría verte y hablar», le dice Árevalo al presentador. Un rato después y con gigante ramo de flores, el humorista se presentó en su casa. El reparto de «Perfectos desconocidos» fue testigo de esta esperada reconciliación.

Siempre han sido uña y carne, pero desde hace algunos meses el dúo formado por el presentador Bertín Osborne y el cómico Arévalo se había distanciado. ¿Por qué? Una paella, o al menos ese fue el inicio. El que hasta ahora era uno de los mejores amigos del conductor del programa «Mi casa es la tuya» publicó el pasado 17 de julio una imagen en su cuenta de Twitter comida entre amigos que Osborne y él mismo habían preparado para agasajar al ReyEmérito y a su hija, la Infanta Doña Elena, entre otros. Dicha publicación disgustó enormemente a Oborne. Este acabó llamando a Arévalo para que «quitase la puta foto esa».

«No es nada serio en realidad, se le dió mucha más importancia de la que realmente tuvo, pero a mí aquello me sentó realmente mal», epxlicó Bertín a sus invitados, «somos amigos desde hace más de treinta años, somos como hermanos, y es inevitable no cabrearse alguna vez». Arévalo, por su parte, de la que llegaba al programa contó que él lo había hecho «con la mejor intención, porque amo a España y a los reyes. Si llego a saber que le iba a sentar tan mal, no lo habría hecho».

«Es muy difícil que en el mundo del teatro no se discuta, nosotros en seis años y pico no hemos discutido ni una vez, ya tocaba», contó Arévalo, que mostró sus ganas de reconciliarse haciendo bromas continuamente sobre el incidente que les enemistó: «No me hables ahora de móviles, que últimamente no se me dan bien».

Poco a poco, sentados en un sofá a solas, fueron arreglando sus diferencias, explicando sus diferentes puntos de vista y cómo se había desencadenado todo. «Llegué a leer un titular que decía que lo más grave que había pasado en agosto era el atentado de Barcelona y nuestro enfado», dijo Arévalo que, al igual que Bertín, responsabilizó de lo ocurrido a la forma en la que los medios habían tratado el tema. «Eso dio pábulo a que mucha gente hablase sin saber nada del tema, como yo vi en la televisión. Decían que había algo más, que en el fondo era un problema de dinero. Eso sí que me cabreó. Se habló demadiado sin tener información correcta», contó Bertín.

Todo terminó con los dos amigos estrechándose las manos y hermanados de nuevo: «Te quiero mucho y te quiero tener a mi lado», se despidió Arévalo.

[Álex de la Iglesia: «Si fuéramos con la verdad por delante nos mataríamos en la calle»]

El programa no terminó ahí. Durante la sobremesa, Fabiola se unió al grupo con el objetivo de retarles a jugar al «Yo nunca he…», donde se descubrieron nuevas y divertidas facetas de los actores. Además, Belén Rueda, otra de las protagonistas de ‘Perfectos Desconocidos’, participó en la velada a través de una videollamada para hablar de su personaje y su experiencia en la grabación.