ES NOTICIA EN ABC

Los espectadores censuran «Sálvame» por sus constantes faltas de ortografía

Fruto de las prisas, «Sábado Deluxe» cometió varias erratas durante la entrevista a Raquel Mosquera

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si hay un programa que resiste en la parrilla televisiva independientemente de la época del año en que nos encontremos, ese es «Sálvame». El espacio de Mediaset, que ni siquiera se va de vacaciones en Nochebuena, permanece en nuestras pantallas a pesar de rotar a sus colaboradores y presentadores. La última en sumarse a la lista de comunicadoras que ya han tomado las riendas del polémico formato ha sido Nuria Marín.

La estrategia de Telecinco es clara: «Sálvame» garantiza audiencia. Las trifulcas de rostros conocidos de la farándula, las pseudoexclusivas de sus colaboradores, los bailes y los disfraces han convertido al veterano programa en un «must» en no pocas sobremesas y siestas de sofá y ventilador. Todo lo que allí acontece siempre es, para bien o para mal, censurado por su audiencia.

La última crítica hacia el programa de Telecinco se ha producido a cuenta de sus grafismos. El pasado sábado, el formato «Deluxe» del programa, presentado por María Patiño, cometió varias faltas de ortografía que no dejaron indeferentes a los espectadores. Raquel Mosquera, concursante de la última edición de «Supervivientes», se sentó en el conocido polígrafo de Conchita y se sometió al interrogatorio de los colaboradores del programa a excepción de Belén Rodríguez, vetada por la viuda de Pedro Carrasco. Fue entonces cuando «Sálvame» mostró en pantalla su primera errata al rotular la entrevista con la siguiente frase: «Raquel Mosquera a vetado a Belén Rodríguez».

No fue la única. Tras una acalorada bronca entre Mosquera y Rodríguez en plató, el rótulo de «Sábado Deluxe» fue el siguiente: «Belén Rodríguez no tiene ninún tipo de credivilidad periodística».