ES NOTICIA EN ABC

Encontrada en Portugal la hermana de un presentador estelar de la TV británica

El angustioso llamamiento del exganador del ‘reality’ de Channel Four ‘The Great British Bake Off’ ha dado sus frutos y Victoria Cunningham apareció cerca del aeropuerto de Faro

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El desesperado llamamiento de la estrella de la TV británica John Whaite ha dado sus frutos en Portugal y su hermana, que se encontraba en paradero desconocido, ha aparecido sana y salva. «Victoria está viva, está sobria, pero muy muy angustiada», ha declarado el exganador del ‘reality show’ estelar de Channel Four ‘The Great British Bake Off’ al recibir la confirmación de que alguien la había encontrado en los alrededores del aeropuerto de Faro, 280 kilómetros al sur de Lisboa y capital del Algarve.

Dos días sin saber nada de ella habían disparado todas las alarmas y el actual presentador de un programa de gran audiencia se decidió a pedir ayuda en las redes sociales, lo que ha terminado por revelarse crucial para resolver el caso.

Victoria Cunningham estaba demasiado alcoholizada para subir a un avión con destino a Londres, como hizo su novio, quien la dejó en el aeropuerto portugués.

Ahí comenzó el drama portugués de John Whaite, especialmente porque se sabía que ella no llevaba consigo su pasaporte, por lo que no podía abandonar el territorio portugués.

Victoria había estado bebiendo desde por la mañana en compañía de su novio, quien accedió a retornar al Reino Unido porque le acompañaban sus hijos.

Supuestamente, la desaparecida solo debía aguardar sentada en la sala de espera hasta que llegara el momento de que su avión entrara en pista. Sin embargo, ahí se le perdió la pista.

Ante la tardanza, John Whaite se dirigió a las autoridades británicas, que se movilizaron para iniciar la búsqueda. Al mismo tiempo, puso en marcha una ofensiva en las redes sociales en busca de la solidaridad: «Por favor, les ruego que retuiteen este llamamiento. Mi hermana ha desaparecido en el aeropuerto de Faro y estamos muy preocupados. Su nombre es Victoria Cunningham y lleva el pasaporte consigo. Si alguien la ve, por favor díganle que su familia solo quiere que retorne sana y salva».

Con posterioridad, el presentador lanzó más mensajes para comunicar: «Gracias a todos, pero no tenemos noticias de mi hermana y el Consulado está tratando de que la policía portuguesa se implique más en las pesquisas. Continuamos con nuestras oraciones por ella».

Asimismo, explicó que su hermana había organizado el viaje a Portugal como una especie de terapia que contribuyese a mitigar la depresión que padecía, unido a ciertos desórdenes premenstruales.

Los médicos ya advirtieron a la familia del riesgo de que tal vez intentara suicidarse, algo que multiplicó la preocupación por su salud mucho más.

Según todos los indicios, Victoria optó por abandonar su equipaje en el aeropuerto y arrojó su pasaporte al suelo. Otra de sus hermanas se había puesto en camino hacia Faro para intentar poner orden en un rompecabezas que, finalmente, llega a un desenlace que llena de alivio a la familia.