Es Noticia

Elvis Presley, el «diablo» del rock más allá del fenómeno

Movistar Estrenos ofrece esta noche y bajo demanda el documental sobre la vida del artista en el que participan, entre otros, su viuda

Elvis Presley
Elvis Presley - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Priscilla Presley tenía solo 11 años –y se apellidaba Beaulieu– cuando vio la primera actuación de Elvis en un programa de televisión. Fue en «Stage Show», el 8 de enero de 1956. Quedó tan impresionada que ese mismo año vio también su aparición en «The Steve Allen Show», donde el famoso presentador le obligó a que le cantara «Hound Dog» a un perro de verdad. Quería mofarse de él, pero le salió mal. La actuación fue todo un éxito y ya nadie pudo parar el ascenso meteórico del «Rey del rock», cuyos movimientos de cadera no sentaron muy bien a la audiencia más conservadora. «Después de aquello, no me dejarían verlo más. El pastor de nuestra iglesia le dijo a mis padres: “Manténganle lejos de sus hijos. Es el diablo”», cuenta la actriz, viuda del mito y también productora ejecutiva de «Elvis Presley. Buscador incansable».

El documental, que se estrena hoy en Movistar+ Estrenos (22.00 horas) y en su versión bajo demanda, se centra en la figura de este ídolo de los 50 y 60 para descubrir al gran músico que había detrás del chico guapo convertido en ídolo de masas. Emitido ya en Estados Unidos por HBO con motivo del 40 aniversario de su fallecimiento, la película, dirigida por Thom Zimny, incluye imágenes nunca vistas de Elvis en su rancho Graceland, sesiones inéditas con los compositores y productores que más le influyeron y entrevistas con historiadores, amigos de la infancia o figuras como la misma Priscilla Presley, Bruce Springsteen, Emmylou Harris y el recientemente fallecido Tom Petty. «Fue una luz para todos nosotros. No llevaba mapa, pero nos forjó un camino con lo que había que hacer y lo que no. No deberíamos cometer el error de desterrar a un artista tan bueno por el ruido que se formó después. Deberíamos centrarnos en que lo que hizo fue precioso y duradero. Su música era genial», asegura este último en las más de tres horas de metraje divididas en dos capítulos.

El «Buscador incansable» hace un recorrido vital desde el Elvis más niño y «lleno de curiosidad» que iba a visitar a su padre a la cárcel, hasta el adulto que regresó a los escenarios tras siete años (y algún kilo de más) alejado de ellos. «Era un manojo de nervios, porque no sabía cómo iba a recibirlo el público. Parecía que su carrera grabando discos se había acabado. Fue muy intenso. El especial del 68 era el comienzo o el final de su carrera», asegura su entonces esposa. «Me acuerdo exactamente dónde estaba nuestro televisor en el comedor y el lugar exacto donde estaba sentado durante esa actuación. Fue una de esas cosas que quedó impresa en mi memoria para siempre», añade Springsteen.

Raíces negras

Pero, sobre todo, el documental descubre al Elvis Presley artista: desde que vivía en las casas pobres de Tupelo absorbiendo el mejor góspel y blues de las iglesias del Misisipi —«su hermano gemelo murió al nacer y su madre le decía que si le cantaba a la luna llena, este le escucharía», explica el historiador Bill Ferris— hasta el adulto que creó con todas aquellas influencias el rock blanco de raíces negras que le hizo mundialmente famoso.