Es Noticia

First Dates La curiosa historia de Fran Monroy: de buscar el amor en «First Dates» al fútbol profesional

El futbolista del Alcorcón, que este sábado podría debutar en Segunda División, acudió el pasado año al «dating show» que presenta Carlos Sobera para intentar emparejarse

Fran Monroy, en «First Dates»
Fran Monroy, en «First Dates» - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La vida no deja de sorprender día sí y día también. Este sábado, el Alcorcón se mide al Elche en la 31ª jornada de LaLiga 123, segunda división española. Entre los convocados del conjunto madrileño, figura el joven futbolista gallego Fran Monroy, de 22 años, que habitualmente juega con el filial amarillo pero que estará entre los futbolistas del primer equipo para enfrentarse al conjunto ilicitano.

El de este sábado será su primer partido en el fútbol profesional, aunque su rostro no es del todo desconocido para los telespectadores. Hace un año y dos meses, cuando jugaba para el UD Somozas, de Tercera División, el vigués sorprendió al presentarse a «First Dates», el «dating show» que presenta Carlos Sobera en Cuatro y que ayuda a personas solteras a buscar pareja.

En el programa, emitido el pasado 18 de enero, Fran, que entonces tenía 20 años, confesó que era «futbolista» y se definió como un chico «observador y educado», al tiempo que aseguró que no le había ido bien en el amor por ser «un poco travieso». «¡Eso a las chicas no les gusta!», afirmó. Los guionistas del formato le emparejaron con Aroa, una joven asturiana de 23 años, natural de Luarca y con un estilo de vida muy distinto al suyo. Mientras el jugador del Alcorcón recalcaba ser muy exigente con su rutina deportiva y decía que no le gustaba trasnochar, su pareja en el programa admitía ser todo lo contrario. Del encuentro entre ambos hablamos en la reseña de «First Dates» de aquel día, que puede leerse pinchando aquí.

La cita no transcurrió del todo mal. «Te veo muy maduro, creo que tienes las cosas claras», le dijo Aroa. El joven, no obstante, no tenía claro si querría tener una segunda cita con ella. «Su personalidad me gustó bastante, pero no terminó de encajar en cuanto al físico», dijo a las cámaras del programa.

Pese a ello, el optimismo de la joven con respecto a la velada le hizo acceder. «Me sentí muy cómodo, estoy encantado de haberla conocido y no tendría problema en tomar algo más con ella», sentenció Fran, que aceptó por tanto volverse a ver con Aroa. El futuro de la relación entre la asturiana y el futbolista del Alcorcón, no obstante, es una completa incógnita para la audiencia, que podría verle hoy jugar su primer partido en el fútbol profesional.