Es Noticia

El hormiguero La dura confesión de Rick Astley sobre la fama y el éxito

El cantante británico, conocido internacionalmente por su sencillo «Never gonna give you up», fue el último invitado de la semana en «El hormiguero»

Rick Astley, junto a Pablo Motos en «El hormiguero»
Rick Astley, junto a Pablo Motos en «El hormiguero» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«El hormiguero» celebró su última noche de la semana en Antena 3 y lo hizo con la visita del cantante británico Rick Astley. El cantante, conocido internacionalmente por su éxito «Never gonna give you up», un sencillo que lanzó en 1987, visitó el programa de Pablo Motos este jueves.

Lo hizo para promocionar su nuevo álbum, «Beautiful Life», y para explicar a Motos y a sus televidentes todos los detalles acerca de sus próximos conciertos en España. A lo largo de toda la semana, el presentador de «El hormiguero» se había mostrado visiblemente emocionado por la visita de Rick Astley. «Es una visita que me hace especial ilusión», dijo Motos hace un par de días.

El cantante británico triunfó mucho con su primer éxito, pero después se evaporó. Pablo Motos le preguntó por ello en «El hormiguero» y el artista fue claro. «Fui padre y empecé a pensar que el mundo del pop es maravilloso, pero que también una locura y absurdo. Al final, te cansas de él. Hay a gente a la que le ocurre después de poco tiempo y a otros, después de mucho. En mi caso, después de cinco años, ya estaba acabado», expresó Astley.

«Pero, ¿no te gustaba ser una estrella del pop?», le preguntó el presentador. El artista fue claro en su respuesta. «No mucho. Me encanta actuar y amo la música en directo, pero todo lo demás, las locuras y todo lo que generaba... no me gustaba nada», se sinceró el cantante en Antena 3.

El éxito, como «reventar contra una pared»

Pablo Motos también le preguntó acerca de lo que «peor» llevaba de la fama. «Quería tener una vida normal. Mis padres se divoricaron cuando yo era muy pequeño. Yo no quería que fuese así en mi caso, sino que quería estar en casa y ver crecer a mi hija, como he podido hacer», contestó el cantante, que también habló en «El hormiguero» sobre lo que supuso para él «el éxito». «Fue como reventar contra una pared. Y mira que me había preparado, pero fue todo muy raro. Aunque me gusta mucho más mi vida ahora».

El cantante, que ha vuelto ahora al primer plano musical, fue más allá. «Hoy en día puedo ir a un restaurante sin que nadie me moleste, porque no soy excesivamente famoso. Pero vengo a tu programa y la gente se acuerda de mí», explicó ante Motos, tras lo que se ganó la ovación del público de «El hormiguero».

Pablo Motos también le preguntó acerca de sus inicios. «¿Qué disco te gusta más, el primero que sacaste o este último?». Pese a que se difuminó del primer plano por voluntad propia, Astley fue claro. «El primero es especial. Hay gente que viene a mis conciertos para revivir esas canciones, pero a otros también les gusta escuchar música nueva. La primera vez que vine a España lo hice gracias a la música, igual que cuando viajé a Estados Unidos».

Pese a que lleva mucho tiempo alejado de los focos, Astley confesó que no ha «trabajado» en estas tres décadas más allá de la música. «He tenido mucha suerte. He intentado componer temas para otras personas, pero es muy difícil no hacerlo para uno mismo. Y eso que me construí un estudio, pero es muy difícil escribir canciones si no son para ti. Por eso valoro tanto a la gente que lo hace», recalcó el entrevistado de Pablo Motos en «El hormiguero».

«Gracias a la vida que decidí llevar, he estado en casa y he disfrutado de mi hija», se sinceró. «Lo que es tener "a beautiful life" –"una vida bonita", traducido al castellano–, básicamente», contestó Pablo Motos, que hizo un juego de palabras con el título del nuevo disco de Astley.