Es Noticia

El «efecto Chicote» en los restaurantes de «Pesadilla en la Cocina»

El cocinero ha intentado sacar del atolladero a unos cuantos establecimientos, pero algunos no han podido funcionar

Alberto Chicote en la presentación de la última temporada de «Pesadilla en la cocina» - ATRESMEDIA | Vídeo: Un camarero a Chicote: «No tienes ni idea»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Llevamos ya seis temporadas de «Pesadilla en la cocina» y aun somos incapaces de pensar en la cantidad de cosas desagradables que pueden estar pasando entre los fogones. Por suerte para los hosteleros en grandes apuros, el chef Alberto Chicote puede acudir en su ayuda para intentar hacer que el Titanic en el que se han convertido sus negocios pueda conseguir abandonar el fracaso y adoptar el éxito.

A lo largo de una semana, Chicote estudia al detalle cada establecimiento para intentar poner fin a sus problemas. En algunos casos el rescate del cocinero madrileño surte efecto pero, en otros, los comensales terminan por no regresar de nuevo a los locales al repetirse los mismos males que les habían abocado a la ruina en el pasado.

Por ello, hemos analizado las críticas que los usuarios han estado vertiendo en Tripadvisor de estos restaurantes. El reto que tenían por delante no era sencillo. ¿Habrán conseguido solucionar sus problemas?

Pheonix (Elche)

Alberto Chicote junto al equipo del «Pheonix»
Alberto Chicote junto al equipo del «Pheonix» - ATRESMEDIA

El último restaurante de la temporada de «Pesadilla en la cocina» se tuvo que enfrentar a los golpes, insultos y malas formas de Cristian, un italiano que se asentó en Elche para montar un local que se convirtió con el tiempo en una bocadillería, tapería y sandwichería. Pero lo más grave de todo es que no tenía cocinero y Cristian tampoco sabía cocinar.

A esto había que sumarle la situación económica límite que estaba viviendo su propietario, y Chicote, al llegar, poco pudo hacer para salvar al Pheonix. A los pocos meses de la reapertura, el restaurante terminó cerrando, siendo así un nuevo caso de desastre en «Pesadilla en la cocina.»

Mizuna Thai (Girona)

Acceso al «Mizuna Thai» en Girona
Acceso al «Mizuna Thai» en Girona - TRIPADVISOR

El Mizuna Thai fue el primero de los restaurantes a los que Alberto Chicote acudió en esta temporada. El local, situado en Gerona, parece haber conseguido darle la vuelta a las opiniones de los clientes. La mayoría de ellos no podía comer en el restaurante, o bien por la tardanza del servicio o por la calidad de la comida.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, el restaurante Mizuna ha conseguido cuatro puntos de cinco posibles en Tripadvisor. «Pesadilla en la cocina» ha hecho su efecto en el establecimiento, que recibe muchos aplausos por la calidad del servicio, la calidad de la comida y el precio.

Casa Pili (Castro Urdiales)

Restaurante Casa Pili, en Castro Urdiales
Restaurante Casa Pili, en Castro Urdiales - TRIPADVISOR

Este restaurante era un completo caos antes de que «Pesadilla en la cocina» pasara por el establecimiento. Sin embargo, parece ser otro de los éxitos del programa en esta temporada. Una de las últimas opiniones asegura que «después de la visita de Alberto el menú es perfecto, platos bien preparados y muy de la tierra».

A pesar de ello, hay otras opiniones que aseguran que la experiencia no ha sido nada agradable. «Qué vergüenza de sitio», asegura un visitante de este mismo mes de mayo. «Ver a esta señora calificarse como restaurante cuando todo lo tiene precocinado es vergonzoso».

Sidrería A Cañada (Madrid)

Acceso a la «Sidrería A Cañada», en Madrid
Acceso a la «Sidrería A Cañada», en Madrid - TRIPADVISOR

La sidrería A Cañada, situada en el madrileño barrio de Lavapiés, estuvo sufriendo durante mucho tiempo el peligro de tener que echar definitivamente el cierre. A pesar de ser un local con muchísimos años de experiencia detrás, las nuevas maneras de hacer las cosas no les vinieron bien y pasaron una auténtica pesadilla.

Sin embargo, parece ser que el paso de Alberto Chicote por el establecimiento no ha surtido efecto. En las últimas cuatro opiniones vertidas —siendo la más antigua de abril de este año— los clientes califican al local como «la peor sidrería», «penoso» y de, incluso, «ofensa para Asturias».

Tetería Nazarí (Melilla)

Cartel de entrada de la «Tetería Nazarí» en Melilla
Cartel de entrada de la «Tetería Nazarí» en Melilla - TRIPADVISOR

La tetería Nazarí, en Melilla, supuso la única salida de la Península Ibérica en esta temporada de «Pesadilla en la cocina». Tras haber vivido las malas formas del personal y el desastre de comida que preparaban en el establecimiento de inspiración nazarí, se encontró Chicote con que dejaba un local que podía llegar a funcionar con un poco de trabajo.

Y, tal y como predijo el cocinero de Vallecas, el local parece haber funcionado. Desde el mes de enero no ha cosechado ni una sola crítica negativa en Tripadvisor, siendo la mayoría de estas de cuatro estrellas. Lo que mejor califican es la calidad del té y de los zumos que sirven.

El Racó Marítim (Valencia)

El restaurante «El Racó Marítim» en el paseo marítimo de Valencia
El restaurante «El Racó Marítim» en el paseo marítimo de Valencia - TRIPADVISOR

El local, localizado en el paseo marítimo de Valencia, a pesar de gozar de una fantástica ubicación parecía no tener nada más para atraer al público hasta su interior. La comida era considerada de mala calidad, y el personal no hacía tampoco todo lo que podía para poder hacer del servicio algo llevadero.

A pesar del paso de Chicote, parece que hay luces y sombras en el local en estos momentos. En «La Valenciana», tal y como se llama ahora mismo, encontramos que hay gente que está encantada con el servicio y la comida, mientras que otros aseguran que la calidad de las viandas no merecen la pena.

Olé (Pamplona)

La cervecería «Maltea», antiguo «Olé», en Pamplona
La cervecería «Maltea», antiguo «Olé», en Pamplona - TRIPADVISOR

El Olé ha sido el penúltimo restaurante visitado por Alberto Chicote esta temporada de «Pesadilla en la cocina». Situado en el centro de Pamplona, cambió su nombre por el de «Maleta», mucho más apropiado para tratarse de una cervecería.

Al igual que ha sucedido con el Racó Marítim, ahora encontramos con que los clientes arrojan tanto luces como sombras sobre el nuevo local. La gente se queja de los precios y de un mal servicio. Pero, al mismo tiempo, otros comensales agradecen la calidad de la comida y del servicio. Virtudes y defectos en una temporada en la que Chicote se ha tenido que enfrentar a enormes retos.