ES NOTICIA EN ABC
Mi casa es la tuya

La dura vida de María Jiménez: de la muerte de su hija a la denuncia a Pepe Sancho

La artista repasó su vida en compañía de Bertín Osborne el pasado viernes, apareciendo incluso su hijo en el programa

La cantante María Jiménez durante su entrevista en «Mi casa es la tuya»
La cantante María Jiménez durante su entrevista en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El pasado viernes, Bertín Osborne realizaba una de las entrevistas más esperadas: acudía a casa de María Jiménez para descubrir los secretos mejor guardados de la artista. El interés por la conversación que tuvieron los dos hace unos meses había crecido recientemente a consecuencia del delicado estado de salud por el que está pasando en estos momentos la cantante. Durante la amena conversación, fueron muchos los temas que tocaron: la muerte de su hija, su relación con Pepe Sancho e incluso hubo tiempo para la sonrisa cómplice de ambos a cuenta de un bote de sal.

La vida de María Jiménez no ha sido, ni de lejos, sencilla. Uno de los momentos más complicados para la cantante fue cuando perdió a su hija mayor, Rocío. Totalmente rota por el dolor, Jiménez intentó explicar cómo fueron esos duros momentos, cuando a los 16 años de edad la joven perdió la vida en un accidente de tráfico.

«Ella tenía unos billetes de tren comprados y se fue a la estación. Allí estuvo esperando a un amigo que venía de la sierra y que no llegaba porque se le había congelado el líquido del circuito del coche. A la 1.30 de la madrugada me llamó la Guardia Civil para darme la noticia. Yo les dije que no, que mi hija iba en el tren, pero me dijeron que iba en el coche...», recordó la cantante durante la entrevista. Rota del dolor, intentó continuar pero le fue completamente imposible.

Otro de los episodios más complicados en la vida de María Jiménez fue su relación con el actor Pepe Sancho. Fallecido en 2013, la cantante no pudo más y decidió denunciarle por malos tratos. «Era un cachondo en la calle, luego en casa era otro», aseguró Jiménez durante su entrevista con Osborne, intentando evitar entrar demasiado en el tema. «Era un malestar a diario. Una convivencia envenenada», decía sobre los momentos más complicados del día a día con el fallecido actor.

Quién quiso hablar algo más del tema fue el hijo de la cantante con Sancho, Alejandro. A pesar de siempre haberse mantenido al margen del mundo mediático, quiso participar en el programa y sentarse a comer en la mesa junto a su madre y Bertín Osborne. En el momento en el que Jiménez interpuso la denuncia, recuerda, «mi padre dejó de tener contacto conmigo. Muchos pensaban que —María Jiménez—estaba loca». «Mi padre ya se ha ido, se ha ido solo, lo siento mucho, pero se ha ido sin su primer hijo, sin su segundo hijo y sin sus amigos», contó Alejandro. «No quiero ser como él, quiero ser como yo y darle a mi familia lo mejor».

Uno de los momentos más divertidos de la entrevista llegó durante el cocinado. María Jiménez le pidió a Bertín Osborne que le acercara el bote de sal. Este accedió inmediatamente, y después de salpimentar el plato, Bertín intentó volver a dejarlo en su sitio. Fue entonces cuando se escurrió de sus manos y acabó hecho pedazos. Inmediatamente, Bertín Osborne, en un intento por no atraer la mala suerte, se lanzó dos pellizcos de sal hacia atrás por encima de sus hombros.

«Mi casa es la tuya», líder de los viernes

La entrevista con Bertín Osborne a María Jiménez en «Mi casa es la tuya» fue lo más visto del pasado viernes. Con una cuota de pantalla del 18,5%, reunió, de media, a más de 2.600.000 espectadores. Además, logró hacerse también con el «minuto de oro» a las 23.24, con una cuota del 22,4% y más de 3.300.000 televidentes pegados a la pantalla.

El programa estrenó temporada la pasada semana con la entrevista a Jorge Javier Vázquez. El programa volvió a ser lo más visto del día, y, aunque superó en cuota de pantalla al de María Jiménez, la cantante logró casi 200.000 espectadores más que el presentador estrella de Telecinco.