ES NOTICIA EN ABC
«Mi casa es la tuya»

La dura confesión de Christian Gálvez

El presentador Christian Gálvez y la gimnasta olímpica Almudena Cid concedieron su primera entrevista conjunta a Bertín en «Mi casa es la tuya»

El presentador cuenta a Bertín Osborne que estuvo a punto de perder la movilidad en una pierna: «Iba a 'Pasapalabra' con bastón y con corsé»

Almudena Cid y Christian Gálvez, en «Mi casa es la tuya»
Almudena Cid y Christian Gálvez, en «Mi casa es la tuya» - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Christian Gálvez habló con Bertín Osborne de sus miedos, sus baches y sus éxitos. El presentador hizo balance de su trayectoria profesional y ha recordado su etapa como actor. Su primer papel tuvo lugar en la serie «Médico de familia», aunque el presentador también hablado de sus baches televisivos. Tras ganar un Ondas al mejor programa innovador con «Desesperado Club Social», él y sus jóvenes compañeros creían que se iban a comer el mundo. Pero el programa fue cancelado y Christian no recibía ninguna oferta televisiva. Por eso tuvo que trabajar en una juguetería: «Por aquella época mi ego estaba sobrealimentado».

Regresó a la televisión con «Caiga quién caiga», aunque recuerda esta época con altibajos. Reconoce que se arrepiente y reflexiona sobre el formato, pues hacía cosas de las que no se siente orgulloso. Habla especialmente del vacile que le tuvo que a hacer al actor Keanu Reeves y de la peor experiencia durante su estancia en el programa, cuando le tocó el culo a Penélope Cruz y su novio (que por aquel entonces era Matthew McConaughey), se encaró con él. No todo fue malo en «CQC»: «Aprendí muchas cosas, fue un máster de verdad».

Sin embargo, uno de los momentos más duros de su vida lo sufrió estando en «Pasapalabra». Gálvez sufrió la falta de movilidad de una pierna y llegó a temer tener que estar el resto de su vida precisando de una silla de ruedas: «Almudena fue a Londres para comentar los Juegos Olímpicos y gracias al Comité pude ir con ella. Fue allí, en el hotel, cuando me pegó un latigazo en la espalda. Después, en octubre, haciendo una mudanza, cogí una caja con demasiado peso y me rompí absolutamente». Poco a poco, Gálvez empezó a perder sensibilidad en la pierna. «Tenía una hernia y me había pinzado en nervio ciático. Tenía dolores de ciática 24 horas al día. No podía dormir», recuerda.

El presentador hizo lo posible para buscar una solución. Finalmente, acudió al mismo doctor que trató a Higuaín. «Intentó evitar por todos los medios operarme, pero al final no hubo más remedio». Pese a sus dolores y a que le habían exigido dos meses de baja, Gálvez siguió presentando el concurso de Telecinco. «Iba a 'Pasapalabra' con bastón y con corsé», le confesó a Bertín.