Es Noticia

Operación Triunfo La dura bronca de Noemí Galera a los concursantes de «OT 2018»: «Haced un poco de autocrítica»

La directora de la Academia se reune con los concursantes de «Operación Triunfo» para darles un contundente toque de atención

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La actual edición de «Operación Triunfo» está sufriendo un sinfín de las polémicas. Los concursantes del talent show han vuelto a recibir una reprimenda de la directora de la Academia, Noemí Galera, tras organizar una sentada durante la pasada noche del domingo, una actitud muy criticada por los seguidores del programa.

La organización de «OT 2018» prohibió a los concursantes entrar a su habitación a dormir antes de las 22.30 horas a través de una nota. Un cambio a modo de castigo que los participantes del concurso decidieron contrarrestar programando una huelga. Los aspirantes a cantantes se quejaron porque querían un «sueño digno». Parece que los triunfitos se olvidaron de la fiesta que el sábado noche montaron una fiesta en el dormitorio para evitar que les grabasen.

«No voy a consentir las faltas de respeto». Como era de esperar, Noemí Galera les ha echado la bronca por el comportamiento. Empezó mostrándoles diez tuits escritos por fans en las últimas horas. Cada uno tuvo que leer uno en voz alta. «Espero que no os sude esto que son 10 tuits de vuestros fans», decía.

En dichas publicaciones, se les tachaba de «mamarrachos», lamentaban su actitud e incluso aseguraban que serían ellos los que se quedarían dormidos en la próxima firma de o que no asistirían a sus conciertos. «Y esto es lo más suave», explicaba Galera. «Hay mucha gente esperando fuera», añadía mientras señalaba a la puerta de la Academia.

«Estoy muy cabreada y decepcionada, la confianza que había depositado se ha ido a la mierda absolutamente», insistía la directora tras ver las grabaciones de los concursantes lanzando papel higiénico y libros por las ventanas. Además, Galera aprovechó para recriminarles que no se están mostrando tal y como son.

«Dejaos de hostias. (...) Sed vosotros mismos y no os controléis con las cámaras. ¿Creéis que a la gente le hace gracia: ‘no digas eso, ya lo hablamos luego en la habitación?’ La gente se enamora de los concursantes cómo viven, cómo trabajan, cómo hablan...», dijo.