Es Noticia

First Dates El desplante independentista de una comensal de «First Dates»

Tania, comensal del programa de Carlos Sobera, desesperó a su cita con sus desacertados comentarios y el hombre terminó por abandonar la mesa

Tania, participante de «First Dates» de este jueves - CUATRO / Vídeo: El inoportuno independentismo de una comensal de First Dates
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este jueves tuvo lugar una nueva entrega de «First Dates»,el programa para encontrar pareja más recurrido de la televisión. En esta ocasión, cuatro nuevas parejas acudieron al restaurante de Carlos Sobera en busca del amor.

Más de 720 noches lleva en antena el espacio de Sobera. Y no es de extrañar, porque «First Dates» ofrece entretenimiento y diversión de todo tipo para los espectadores. En esta ocasión, el programa sirvió como repesca para varios comensales que, en su momento, fracasaron al tratar de encontrar el amor en el programa.

Por ello, varios rostros conocidos de «First Dates» volvieron a personarse ante Sobera. De entre ellos, destacó sorbemanera una pareja de lo más peculiar: la formada por Felipe Napoleón –el nombre ya lo dice todo– y Tania, catalana de 39 años que acudió al espacio para «encontrar a alguien» con quien compartir su vida.

Pese a ello, la cita entre ambos no fue bien desde el primer momento. En concreto, desde que Tania observó la muñeca de Felipe Napoleón, en la que portaba una pulsera con los colores de la bandera de España. «No me gusta tu pulsera», le espetó de primeras. Ante la incredulidad del dicharachero comensal, le mujer se explicó con mayor profundidad. «Es que me gusta mucho más la mía, que es de Cataluña».

En efecto, Tania no dudó en dejar claras sus credenciales. «Me siento bastante más catalana que española. Es más, me siento catalana, porque tenemos un humor y una cultura diferente», espetó. Ante su actitud, Felipe Napoleón trató de conciliar. «Me la puedo cambiar de muñeca, si quieres», dijo. Pero Tania lo tenía claro. «Ah pero, ¿que no te la vas a quitar?», respondió.

A medida que pasaron los minutos, la actitud de la mujer terminó de irritar a Felipe, que se definió como «atacado y saturado» y no dudó en dejar a su cita con la palabra en la boca y marcharse. «Aquí te quedas. No he venido a hacer el primo», expresó, antes de levantarse de la mesa y salir del restaurante. Sobera trató de retenerle, pero Felipe fue claro. «No vengo a que me den lecciones. la puedo preguntar por geografía, que seguramente no tendrá ni p*** idea», recalcó desesperado, antes de marcharse de «First Dates» de vacío por segunda vez. La reacción de Felipe sorprendió a Tania. «Tengo el corazón partido en ocho trozos. No me lo esperaba», aseguró.

Tras lo sucedido entre ambos, otra pareja, Toni y Shelly, convidaron a la mesa a Tania, que se quedó sola. Las chicas pronto se aliaron entre ellas y comenzaron a atacar a Toni, que terminó desesperado pues para colmo, Tania había sido la cita de Toni la primera vez que ambos acudieron a «First Dates». «¡Eres una niñata!», espetó desesperado el hombre, ante la atónita mirada de las dos mujeres. Como no podía ser de otro modo, la cita no acabó bien y el hombre emuló a Felipe Napoleón. «Para aguantar impertinencias, me voy. Por aquí no paso».

La cosa tampoco fluyó entre otra pareja, la formada por Javier e Irene. El hombre sí que estaba interesado en tener una segunda cita, aunque no así ella. «No me llega a gustar del todo», reconoció. Pese a ello, se despidió con picardía. «Un besito, guapo».

Para darle algo de luz al programa estuvo la última pareja de la noche, la formada por Sophie y Javier. Entre ambos hubo química desde el primer instante y destilaban interés por los cuatro costados. Los dos fueron claros en el veredicto final: tendrían una segunda cita.