ES NOTICIA EN ABC

La Voz La «decisión más difícil» de Luis Fonsi: «Os juro por mis dos hijos que no sé qué hacer»

El coach estuvo un buen rato fuera de plató junto a Bustamante para decidir con qué concursante se quedaba

Vídeo: Esto es todo lo que no se ve de «La Voz» - ANTENA 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Por segunda noche consecutiva se emitió este martes en Antena 3 «La Voz», el talent show musical que esta semana elige a los concursante que pasarán a la fase de los directos. En esta fase de batallas dos aspirantes del mismo equipo se miden cara a cara y solo uno consigue el pase.

El primer coach que este martes se vio en la tesitura de prescindir de uno de sus alumnos fue Luis Fonsi, que está asesorado por David Bustamante. Mel y Lion, dos talentosos músicos latinos, compitieorn cantando a dúo «Havana» de Camila Cabello & Daddy Yankee. La decisió estaba muy reñido y a Luis Fonsi le costó horrores decidirse. Paulina quiso tomar la palabra para elogiar a Mel por su elegancia y su desenvoltura sobre el escenario. Fonsi quiso felicitar a ambos artistas: «Me transportaron a mi tierra que tanto extraño. A la playa, con un mojito en la mano. Ustedes son dos músicos enormes. Nos pusieron a gozar, a bailar. ¡Un momentazo!». López se sumó a las alabanzas señalando que «la gente de casa debe estar confundida. Parecéis los artistas invitados a La Voz. Lo único que habéis hecho mal ha sido hacerlo todo bien».

Finalmente, Fonsi prometió que iba a «seguir a mi corazón, y he decidido que sea Lion el que siguiese en el programa. El expulsado se marchó resignado y encajó con deportividad la derrota: «Todo lo que he aprendido aquí es muy valioso. Muchas gracias por todo».

En segundo lugar le tocó a Pablo López pasar por el mal trago de la expulsión. Se subieron al escenario Javier Erro y Apryl Scemama para cantar «Another love», de Tom Odell. Miriam, asesora de López, les dio las gracias «por lo que acabáis de hacer, por la complicidad, por lo que transmitís. Os admiro mucho a los dos». Pero irremediablemente había que decidirse, y López se decantó por Javier Erro.

Luego pasaron a ser el foco de atención Antonio Orozco y su asesora Karol G, que tendrían que dirimir el resultado del primer duelo femenino de la noche. Juntas cantaron «A que no me dejas» de Alejandro Sanz. Orozco, tras un duro proceso de deliberación, escogió fichar a Lorena para la fase de los directos.

Para cerrar este primer ciclo de actuaciones Paulina Rubio vio actuar a dos de sus pupilas, Giosy y Viki Lafuente. Las aspirantes cantaron con una fuerza insólita «The show must go on», de Queen, y Rubio les confesó que «es un sacrificio tener que prescindir de una de las dos. Las quiero a ambas porque son especiales». Tras dorarles la píldora anunció que era Vicky la aspirante elegida por la mexicana.

La pelota volvió al tejado de Pablo López, que tuvo que decicirse entre Auba Estela y Tomás Basso. Las aspirantes cantaron «Si tú no vuelves» de Amaral y Chetes, y el coach se emocionó casi hasta las lágrimas con su actuación. «Esta persona», dijo refiriéndose a Orozco, su amigo del alma, «me ha sacado de problemas hablándome del mar. Seguro que os ha pasado de estar en un garito y que vuestra alma quede ahí, pululando. Te lo digo una vez más Auba, gracias por cuidar de nosotros, por cuidar de Tomás. Tú creaste el mal y vas a crear muchos amaneceres para nosotros. Auba, quiero que sigas en "La Voz"».

El coach que pasó uno de los momentos más comprometidos fue Luis Fonsi. Se medían sobre el escenario Alex Paloma y Rolita, que interpretaron una soberbia versión de «Maggie despierta», de M Clan. «Esta es mi decisión más difícil hasta el día de hoy, confesó Fonsi, «Son dos voces muy diferentes, que se han unido con una armonía espectacular. Os juro, por mis dos hijos, que no sé qué hacer».

Paulina Rubio se mojó y se decantó por Alex Paloma, pero Fonsi no acababa de decidirse. «Dadme unos segunditos para ir a deliberar», pidió el coach. «Igual es un mes, que esto va para largo», ironizó Bustamante. Los dos estuvieron un largo rato fuera de plató, y pudimos ver imágenes de Fonsi con cara amagada y de no saber qué hacer. Cuando volvieron el coach dijo que «hay que dejarse llevar por las emociones. Yo me identifico con las personas que van luchando poco a poco, con esa voz que empieza en una habitación y se crece...¡Alex, te quedas!».

Para concluir la noche quedaban todavía dos actuaciones, una del equipo de Orozco y otra del de Paulina. El catalán se quedó con Marcelino frente a Teresa Ferrer tras ver su interpretación de «Sign of the times». Cerró la gala Paulina Rubio, que escogió como última finalista de «La Voz» a Susana.