ES NOTICIA EN ABC

Multas, polémicas y sanciones: así cumplen las televisiones con el horario infantil

Las cadenas, obligados a ceñirse a unos cánones que no siempre acatan

Belén Esteban y Rafa Mora discuten en «Sálvame»
Belén Esteban y Rafa Mora discuten en «Sálvame» - MEDIASET
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En el año 2004, los grandes canales de televisión españoles y las cadenas autonómicas, junto con Net TV y Unidad Editorial, firmaron el conocido como Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia. Una medida con la que La 1, La 2, Telecinco, Cuatro, Antena 3 y La Sexta, así como los canales de cada región inscritos en la FORTA (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos), como Telemadrid, TVG, TV3 o Castilla-La Mancha Televisión se comprometieron a «proteger» a los niños y jóvenes «de contenidos perniciosos en televisión».

El convenio fijó unas franjas horarias en las que se prohibía la emisión de contenidos «no recomendados». Es decir, aquellos que estuviesen relacionados con violencia, sexo, drogas y artes como el ocultismo o el tarot. Un «horario infantil», o «protegido», que engloba de seis de la mañana a diez de la noche, con especial atención a dos franjas, de «protección reforzada»: la que va de 8 a 9 de la mañana y la comprendida entre las 17 y las 20 de la tarde. Es decir, los horarios en los que, se presupone, los más pequeños están más atentos de la pequeña pantalla: antes de entrar colegio y a la salida del mismo. Los fines de semana y festivos, además, el horario «protegido» se amplía por la mañana (de 9.00 a 12.00), mientras que se mantiene por la tarde. Lo mismo que en periodos de vacaciones: Navidades, Semana Santa y los meses de verano.

Durante ese tiempo de «protección reforzada», las televisiones deben extremar todavía más sus precauciones con respecto a sus emisiones. Según el mencionado Código de Autorregulación, en esos lapsos de tiempo tienen «prohibido» lanzar en pantalla «contenidos inadecuados para menores de trece años», tanto de programación propia como de publicidad. Sin embargo, en los últimos años las que varias televisiones no han cumplido con sus obligaciones varias veces en ese aspecto, lo que ha obligado a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia a intervenir en reiteradas ocasiones.

Multas y sanciones

Uno de los espacios más acechados por la CNMC en ese sentido es «Sálvame», el programa líder de las tardes de Telecinco. Con el amarillismo y la polémica como ejes centrales del formato, el organismo ha multado en reiteradas ocasiones al espacio de la primera cadena de Mediaset, que para evitar controversias decidió intentar reinventarse en 2014. Así, el espacio pasó a dividirse en dos franjas: una primera de 16 a 17 horas, en la que se emite «Sálvame Limón», denominado así por la presencia en el espacio de contenidos más «ácidos», puesto que a esa hora se presupone que hay pocos niños delante de la pequeña pantalla. De 17 a 20, por su parte, la cadena emite «Sálvame Naranja», con contenidos supuestamente más «suavizados» y adaptados a las franjas más protegidas.

Sin embargo, el organismo ha multado en reiteradas ocasiones a Mediaset por «vulnerar» el horario infantil con su programa. En 2015, sancionó a Telecinco con 196.000 euros, mientras que el pasado julio, una nueva multa de la CNMC ascendió a 1,3 millones de euros. Entre las acusaciones del estamento, destacaba que el 9 de febrero de 2018, la colaboradora Chelo García-Cortés habría simulado una felación con un plátano.

En ese sentido, la cadena TarotVisión ha sido asimismo duramente sancionada por la CNMC en varias ocasiones. En diciembre de 2017, el organismo multó al canal con 270.000 euros por «emitir contenido de esoterismo y paraciencias, de manera continuada, en horario de especial protección a la infancia». Atresmedia, por su parte, también ha recibido varias multas multimillonarias por parte de la CNMC.

Un límite muy fino

La publicidad también ha sido carne de controversia en ese sentido. Hace solo unas semanas, la cadena de pago Bein LaLiga fue duramente criticada por la emisión del tráiler de la película de terror «Nosotros» durante la emisión del partido entre Athletic de Bilbao y Atlético de Madrid, que arrancó a las 18.30 de la tarde, en la zona de «protección reforzada».

Por lo general, los canales tratan de cumplir día a día con las restricciones y el horario infantil. De las generalistas, la cadena en la que antes empiezan los informativos es La Sexta, donde arrancan a las 20.00, justo cuando termina la «protección reforzada». La publicidad emitida en las franjas de mayor cuidado, no obstante, nunca suele estar exenta de polémica, así como determinadas emisiones. Pues, además de «Sálvame Naranja», otros contenidos lanzados por las cadenas en las franjas de «protección reforzada» suelen rayar el límite, como sucede con «Más vale tarde» (La Sexta) y «Cuatro al día» (Cuatro) y «Callejeros viajeros» (BeMad).