ES NOTICIA EN ABC

Cuarto Milenio Iker Jiménez: «A Cuarto Milenio el miedo le baja la audiencia»

El presentador del programa de Cuatro, junto a Carmen Porter, ha inaugurado una exposición sobre el terror, desde sus orígenes hasta la actualidad, con 70 espeluznantes esculturas y una experiencia inédita en una pantalla de 270 grados

Iker Jiménez y Carmen Porter, junto a dos esculturas de «Cuarto Milenio: una historia de miedo»
Iker Jiménez y Carmen Porter, junto a dos esculturas de «Cuarto Milenio: una historia de miedo» - Mediaset
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En el siglo V a.C., se enterraba en vasijas a algunos niños asesinados. De esas terribles pérdidas surgieron los Aoroi, una maldición que sembró el pánico en el sur de España. En lugar de a fantasmas de niños muertos antes de tiempo, el pueblo judío temía a los golem, una terrible criatura escondida en el cementerio de Praga. En otros lugares del mundo, no era la pérdida lo que se temía, sino a las enfermedades o la cordura; a otras generaciones, los escalofríos solo se los provocan los muñecos diabólicos y los payasos.

«Existen miedos universales, nacidos al mismo tiempo que la conciencia y el pensamiento, que el lenguaje y el arte, y otros que solo afectan a algunas culturas y personas. El miedo a los fantasmas, a los demonios o a los asesinos sin alma comparte espacio con el miedo al futuro, al desastre ecológico o al poder de los robots, de la red y de la inteligencia artificial», aseguró Iker Jiménez en la presentación de «Cuarto Milenio: una historia de miedo», una experiencia para «mirar a la cara a algunas cosas, personajes, fantasmas y realidad que han llenado de sombras y preguntas la conciencia de nuestra especie».

La exposición, que Jiménez y Carmen Porter inauguraron el jueves en el espacio Fandome de Madrid y que estará disponible hasta el próximo 7 de julio, está formada por un recorrido a través de las 70 piezas del escultor Juan Villa y una historia audiovisual con pantalla de 270 grados que «pondrá los pelos de punta» al visitante con el suceso que más les ha impactado pero que nunca han podido contar.

En esta experiencia, tratan lo que conocen, aunque a veces les cueste. Expertos en la investigación de sucesos paranormales, dedicados como llevan catorce años a la nave del misterio, la pareja Jiménez-Porter reconoce, sin embargo, que pese a ser marca de la casa, por lo menos para el público, lo sobrenatural no les funciona tan bien: «A Cuarto Milenio el miedo le baja la audiencia, pero muchos nos identifican con eso».

Jiménez, que no pretende ser ni un «embajador del miedo» ni una especie de «Caronte a un universo neblinoso», firma también la música ambiental de la muestra, para hacer la vivencia lo más inmersiva posible. «El miedo no es malo si nos enseña, si nos aporta, si nos hace aprender –incidió el presentador–. En esta vivencia se pueden experimentar muchas cosas, para conocernos mejor, para conocer el pensamiento humano desde el inicio. Para atisbar su extraordinaria complejidad y para atisbar al futuro. Es la historia del mundo a través de la crónica de sus más intensos, irracionales y a veces inexplicables terrores».