ES NOTICIA EN ABC

Cuando la política asaltó los platós de televisión

Los líderes de los distintos grupos parlamentarios han llenado horas de entretenimiento

María Patiño mostrando las imágenes de Albert Rivera y Malú juntos
María Patiño mostrando las imágenes de Albert Rivera y Malú juntos - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En los últimos años, los políticos han ido al asalto de los programas de televisión. Desde la Transición, los políticos se han movido en unos círculos, mientras que el mundo del corazón y de la farándula lo han hecho en otros. Aunque en ocasiones se han tocado o chocado—recordemos a artistas apoyando públicamente a unos partidos u otros en campañas electorales—, lo más normal es que giraran de forma paralela.

Sin embargo, en los últimos años hemos visto cómo ambas esferas se han ido juntando cada vez más, tocándose e, incluso, entremezclándose, convirtiéndose lo político en temas de corazón. Uno de los encuentros del mundo del corazón y de la política que queda en nuestra memoria reciente tuvo lugar en «Sálvame». Corría el año 2014 cuando, tras la celebración del Toro de la Vega, el presentador Jorge Javier Vázquez anunció que dejaría de votar al Partido Socialista. Por sorpresa para todos, en cuestión de minutos, la dirección del programa informó al maestro de ceremonias que el por entonces líder del PSOE, Pedro Sánchez, quería hablar personalmente con el presentador.

El programa paralizó todo lo que tenía preparado para seguir, durante la tarde, la llamada de Pedro Sánchez a Jorge Javier Vázquez. Llamando directamente al teléfono personal del presentador, el líder socialista le informó que no le vería jamás en una corrida de toros y que se comprometía «a llevar al Parlamento una ley de protección de animales».

Jorge Javier Vázquez hablando por teléfono con Pedro Sánchez
Jorge Javier Vázquez hablando por teléfono con Pedro Sánchez - MEDIASET ESPAÑA

Ni los colaboradores, dirección ni presentador se podían imaginar que el actual presidente del Gobierno en funciones llamaría a un espacio de entretenimiento como «Sálvame». El programa de Telecinco jamás le ha dado espacio a la información política ni, salvo en casos muy puntuales y sonados, a los sucesos.

Esta llamada pasó a la historia por lo insólito que resultó, pero nadie se imaginaba que abriría un camino que, de momento, parece difícil de cerrar. ¿O alguien es capaz de olvidar el baile que realizó Soraya Sáez de Santamaría, entonces vicepresidenta del Gobierno, con el equipo de «El hormiguero» durante una de sus visitas? Al igual que tampoco es posible olvidar a Pablo Iglesias tocando la guitarra con Pablo Motos o a Mariano Rajoy corriendo en cinta junto al presentador de Antena 3.

Desde luego, los políticos han encontrado a través de los programas de entretenimiento una nueva manera en la que poder llegar a sus votantes, al tiempo que intentan mejorar su imagen de cara al electorado y, de paso, lograr llevarse algún que otro seguidor nuevo. Un ejemplo de ello han sido las múltiples entrevistas que ha realizado Bertín Osborne a personalidades políticas. Algunos de los líderes, del presente y del pasado, con los que ha compartido sofá han sido José María Aznar, José Bono o Esperanza Aguirre.

Además, con motivo de las campañas electorales, el artista ha ido recibiendo también a los líderes de los principales partidos: Mariano Rajoy y Pedro Sánchez acudieron durante la campaña electoral del año 2015, mientras que, en 2019, fueron Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal los que aceptaron la invitación de Telecinco, después de que el presidente en funciones y el líder de Unidas Podemos no quisieran sentarse con el artista.

Bertín Osborne con Albert Rivera en «Mi casa es la tuya»
Bertín Osborne con Albert Rivera en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET ESPAÑA

Pero no todo han sido rosas durante el paso de los políticos por la televisión. Y es que los programas del corazón también han perseguido sus pasos. Uno de los ejemplos más recientes fue el seguimiento que se hicieron desde estos formatos al estado de salud de los dos primeros hijos de Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos. Nacidos en julio del pasado año, los gemelos llegaron al mundo de forma prematura, permaneciendo durante algo más de tres meses ingresados en el hospital madrileño en donde Irene Montero dio a luz.

Durante este tiempo, semana a semana, se iba informando del estado de salud de los neonatos, al tiempo que se realizaban temas sobre los padres y el futuro que tendrían que vivir una vez fueran dados de alta. Incluso, algunos medios de comunicación realizaron especiales en los que fueron condensando, con fechas, la evolución de los pequeños durante su primer año de vida.

Este mismo año, con motivo de las elecciones generales, autonómicas y municipales que han llenado España durante la primavera, los políticos se han vuelto a marcar un tour por los platós de televisión. Uno de los más sorprendes fue el que realizó la por entonces alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. La edil fue asaltada por Jorge Javier Vázquez en los pasillos de la cadena para que hablara de sus medidas electorales, minutos antes de que expusiera sus argumentos en un debate en Cuatro.

Manuela Carmena asaltada en los pasillos de Telecinco por Jorge Javier Vázquez
Manuela Carmena asaltada en los pasillos de Telecinco por Jorge Javier Vázquez - MEDIASET ESPAÑA

El encuentro, que duró casi cinco minutos, permitió al presentador de «Sálvame» anunciar públicamente su intención de voto hacia Ahora Madrid. De igual forma, la exalcaldesa presumió de haber reducido la contaminación en la capital o de su intensa campaña de limpieza que ha seguido durante su mandato, entre otras medidas.

Pero si una historia ha llenado horas y horas de los espacios dedicados a la información de los famosos en televisión, esa ha sido la relación sentimental entre Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y la artista Malú. Los rumores sobre si había o no amorío, de si se mudaban o no juntos y, finalmente, la salida de un centro hospitalario juntos y su posible posterior relación han copado los programas del corazón. De hecho, las imágenes de la confirmación a la salida de un hospital fueron emitidas casi en directo por «Socialité». Todas estas apariciones políticas han permitido que se aumenten las cuotas de pantalla y se nutran las audiencias medias de todos estos espacios.