ES NOTICIA EN ABC

«Crónicas Marcianas», el late show que hizo historia

Xavier Sardá y Boris Izaguirre se reencuentran en «Mi casa es la tuya» de Bertín Osborne

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El late show con más trayectoria de España fue sin duda «Crónicas Marcianas». El programa se mantuvo en antena en la parrilla de Telecinco durante ocho temporadas, tiempo en el Xavier Sardá enganchó a la audiencia y les hizo trasnochar a diario. El espacio hizo historia y tras su cancelación, ningún programa consiguió revalidar su éxito.

«Crónicas Marcianas» se mantuvo en antena entre 1997 y 2005, años en los que protagonizó la franja del late night entre semana. La media del share que acumuló durante su tiempo en televisión supera el 30%, datos impensables en los formatos que actualmente ocupan ese espacio en las parrillas de los canales generalistas. Crónicas fue una cita obligada para los telespectadores que, si bien muchos lo clasificaban el espacio como telebasura, lo cierto es que otros muchos no se lo perdían.

Sardá se mantuvo como capitán del barco de «Crónicas Marcianas» a lo largo de sus ocho temporadas, pero sin duda el éxito del formato residía en un grupo de colaboradores que hicieron único un programa que vio nacer a personajes como La Veneno, Daniela Blume, Pozí o Paco Porras. Además, encontró en Boris Izaguirre y Carlos Latre sus mejores embajadores.

Colaboradores que son historia de la televisión

Una de las colaboradores más recordadas por los telespectadores es la abuela sexóloga: Carmen Vijande. Con naturalidad y simpatía, esta entrañable mujer hablaba de sexo de una forma tan llamativa que acabaron convirtiéndola en toda una seña de identidad del programa. Pero no fue la única, los colaboradores se prestaban a todo y estaba dispuestos a cumplir con los deseos de Sardá llegando a desnudarse, disfrazarse o enseñar los calzoncillos, algo típico en Boris, para dar espectáculo al programa.

Quizá, el alumno más aventajado de Sardá fue Javier Cárdenas, el presentador radiofónico que ahora prueba suerte en la TVE con «Hora Punta», se convirtió en todo un caza talentos integrando al programa a los frikis de renombre como Carmen de Mairena, la Bruja Lola o el Padre Apeles. Pero, no solo de frikis vivía «Crónicas Marcianas».

Las strippers, encargadas de despedir «Crónicas Marcianas» cada noche, se convirtieron en un aliciente para mantener al público enganchado hasta el final. Las “chicas de Sardá” levantaban pasiones y fueron mujeres muy deseadas. Entre ellas, Susana Reche, Chiquita Martí y Daniela Blume, que ahora participa en «Gran Hermano VIP» donde ha manifestado querer romper con su imagen y mostrar a Alexandra, la verdadera mujer que vive tras la imagen de Blume. A las strippers, se unían las bailarinas del programa que Marbelys, Marta o Vanessa.