ES NOTICIA EN ABC

Las mil copias de «Madrileños por el mundo», el programa que marca tendencia

Un buen número de formatos de televisión se han insporado en el histórico espacio de viajes de Telemadrid

El protagonista de una de las entregas de «Madrileños por el mundo»
El protagonista de una de las entregas de «Madrileños por el mundo» - TELEMADRID
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace casi quince años, el 1 de abril de 2005, vio la luz en Telemadrid el primer episodio de «Madrileños por el mundo». Un formato que, dirigido por la periodista Paloma Ferre, nació como una suerte de «spin-off» de «Mi cámara y yo», uno de los programas de referencia de la televisión pública madrileña y que, todavía hoy, persigue a exresidentes en la capital española en su nueva vida lejos de la región (y del país).

La mecánica del espacio de viajes es tan sencilla como original. En cada emisión, un reportero de «Madrileños por el mundo» emigra a una nación diferente para ver cómo son las vidas de los madrileños que marcharon a vivir fuera tiempo atrás. Los destinos son de todo tipo, desde los más exóticos, como Costa Rica, Bahamas, Jamaica, Panamá y las Islas Seychelles, hasta los más típicos: Reino Unido, Francia o Alemania, pasando por varios de los estados de Estados Unidos, Países Bajos, China, Libia y Suiza.

El «modus operandi» del formato, que ha visitado más de 120 países, no tardó sin embargo en ser reproducido por otros formatos de televisión. Ejemplo de ello fue el programa de Cuatro «Callejeros», también inspirado en «Mi cámara y yo» y cuyo primer episodio se estrenó en noviembre de 2005. Con una manera de proceder similar a la de los espacios de Telemadrid, el programa se adentraba en el mundo de la noche para mostrar la realidad de temáticas como los controles de alcoholemia, el consumo de alcohol y drogas, la violencia y la pobreza. Su escisión, «Callejeros viajeros», vio la luz por primera vez en abril de 2009 con un cometido similar: mostrar lo mismo, pero centrándose en lo que sucede fuera de España... al más puro estilo «Madrileños por el mundo».

Por su parte, Telecinco, cadena hermana de Cuatro en el entramado de Mediaset, hizo algo parecido cuando llevó a cabo «Dutifrí», espacio presentado por Javier Sardá y en el que el televisivo buscaba a españoles que vivieran en el extranjero. En una mecánica, por cierto, también similar a la del formato «After exteriors», que conducía Miki Moto en TV3.

La guerra con RTVE

Aunque el ejemplo más claro de cómo «Madrileños por el mundo» ha sido la base de programas por el mundo se puede ver en su «versión» estatal: «Españoles en el mundo», nacido en La 1 de RTVE con el mismo objetivo del formato de Telemadrid. De hecho, la cadena regional madrileña ha anunciado en varias ocasiones sus intenciones de demandar al ente público, al considerar su formato como «una réplica, en forma y fondo» del espacio de Telemadrid. «A pesar de poseer más recursos, TVE prefiere, antes que innovar, apostar por formatos que ya se han probado con éxito en la cadena autonómica madrileña», anunció el canal hace diez años, en un comunicado.

RTVE, por su parte, siempre se ha defendido, alegando que el formato es original del ente público y que así lo registró entre marzo y abril de 2005. Las trifulcas entre ambos grupos vienen de lejos, pues en 2007 la cadena madrileña demandó a RTVE al considerar que el magacín «España Directo» era un plagio de «Madrid Directo». La justicia dio la razón a Telemadrid y ordenó a RTVE que dejara de emitir el programa en la Comunidad de Madrid, aunque ambos grupos audiovisuales consiguieron llegar a un acuerdo para que finalmente no fuera así.

Más allá de todo ello, el formato ha sido igualmente reproducido en las principales cadenas regionales de España. Sucede con «Andaluces por el mundo» en Canal Sur, a pesar de que el propio canal habla del formato como «un programa histórico» de su parrilla. Igualmente ocurre con «Castellano-manchegos por el mundo» en Castilla-La Mancha Televisión, «Castilla y León en el mundo» en la CYLTV, con «Gallegos no mundo» en la CRTVG y «Valencians al món» de À Punt, entre otros espacios. Todos ellos están inspirados en un formato original de Telemadrid y que lleva más de catorce años en televisión.