Es Noticia

Cómo cambia la vida ganar el bote de «Pasapalabra»

David Leo, Lilit Manukyan o Paz Herrera. Repasamos qué supuso para los ganadores del «rosco» llevarse el gran premio del programa

David Leo - MEDIASET / Vídeo: En 2013, Juanpe, que también estaba en paro, se llevó el millonario bote de Pasapalabra
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El murciano Antonio Ruiz ha ganado el bote de Pasapalabra. Ruiz se lleva 1,1 millones de euros y se une así a la lista de privilegiados que han logrado completar un rosco completo en el programa presentado por Christian Gálvez. Antes de este músico, el malagueño David Leo García se llevaba, tras 109 programas, 1.866.000 euros, el bote más alto de la historia de este programa desde que se emite en Telecinco. Sin lugar a dudas, hacerse con un «rosco» debe cambiar la vida, tal y como le ha ocurrido a otros ganadores del concurso.

Tras ganar el concurso, David Leo García aseguró a ABC que no sabía si seguiría dedicándose a la senseñanza. «Quiero dedicarme a lo que me gusta. Entre los proyectos está viajar a Japón junto con mi novia y abrir una librería-café. También tuve la idea de crear una academia de saberes inútiles para que los licenciados en humanidades intercambien conocimiento, pero eso por ahora es un proyecto que esta en embrión...».

Lilit Manukyan, de origen armenio, criada en Rusia y residente en Valencia, obtuvo 318.000 euros, a pesar de que el español no es su lengua materna. Poco después de ganar el concurso se convirtió en madre, por lo que el dinero le aportó «tranquilidad» de cara al futuro de la pequeña.

Lilit Manukyan
Lilit Manukyan

La arquitecta Paz Herrera también se llevó el bote y logró embarcarse en la aventura literaria con «Cuentos de María y Lucero», «una serie de historias que me contaba mi abuela y que me recuerda la parte más tierna de mi infancia». Herrera se considera una trabajadora nata y se obliga a diario a estar ocho horas escribiendo o dibujando. Ganar «me ha permitido bajar el pistón y poder viajar siempre acompañada de mis cuadernos y lápices. No soy de pendientes ni de lujos, me parece inmoral... Mi próximo destino será Costa Rica. Creo que hay una naturaleza increíble que quiero fotografiar y dibujar».

Alberto Izquierdo consiguió 374.000 euros y aegura que esa cantidad le da «un colchón», pero sigue trabajando y se siento contento por ello. Este técnico informático procedente de Castellón y empleado en el Villarreal CF asegura «haber cumplido tres promesas: una paella a mi madre, viajar a China a ver a un amigo y operarme la rodilla... no puedo pedir más. La vida continúa sigo en mi trabajo y me considero un privilegiado».

Jero Hernández no consiguió llevarse el rosco, pero llevaba 121 días en el concurso y ganó 133.800 euros cuando fue eliminado. «Ganar ese dinero no te cambia la vida, pero te hace verla desde otra persepectiva», confiesa. Con cierto sentido del humor, asegura que «la mitad de lo conseguido lo he compartido con todos los españoles, ya que se lo llevó Hacienda». Además, también ha destinado parte «a la lucha contra el cáncer y a otros asuntos relacionados con mi trabajo».

Jero Hernández
Jero Hernández

Susana García, salmantina como el anterior y licenciada en Traducción e Interpretación, trabaja como traductora en su propia empresa, Versions, en Las Rozas. Se llevó los 450.000 euros acumulados en el bote. Tras su paso por «Pasapalabra», el premio le ha proporcionado «cierta seguridad, tanto laboral como en la ayuda en los estudios de mis hijas».

Paco Benito se embolsó un bote con la nada despreciable cantidad de 362.000 euros. No contento con ello, se animó a participar en la última edición de «Supervivientes». «Ha sido una experiencia increíble», aseguró.

José Manuel Lucia, paracaidista militar asturiano, logró 396.000 euros del bote y además le sobraron 16 segundos. Comenta que con ese dinero la vida, aunque con un poco más de tranquilidad en lo económico, «sigue igual». «Voy con los mismos amigos y acudo a los mismos lugares de siempre. No me ha cambiado en lo personal, pero me ha permitido poder viajar. El primer lugar que visité fue Rávena, en Italia. También he estado en Bélgica, Suiza... y por supuesto sigo conociendo España. Me gustaría hacerme una casa, pero ahora no es el momento oportuno. Es algo que me queda por hacer».