ES NOTICIA EN ABC

Cómo ser buen periodista en las redes sociales

B. Y. | MADRID
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Como ya lo hiciera recientemente The Washington Post, la National Public Radio (NPR) -que aglutina a todas las estaciones de radio públicas de Estados Unidos- ha decidido elaborar una guía para enseñar a sus periodistas a cómo utilizar las redes sociales, dado el potencial que tienen éstas para «encontrar una amplia gama de fuentes y conectar con nuestros oyentes y usuarios», asegura la entidad en su blog.

El vicepresidente para información de NPR, Ellen Weiss, ha instado a los periodistas a través de un mail a «utilizar los medios sociales con fines periodísticos y como una manera de comunicarse con el público», al mismo tiempo que ha recordado que todas estas directrices se tienen que tener en cuenta en cada momento, puesto que está en juego la credibilidad de NPR.

Algunos de los principios que integran la guía son:

-Los periodistas tienen que asumir que todo lo que escriben o reciben en las redes sociales es público;

-Se debe usar el nivel más alto de privacidad para controlar la actividad en estas plataformas, en orden a que nadie puede dar a conocer a la comunidad lo que uno pretende que esté en su esfera privada;

-Los profesionales no se deben comportar de forma diferente en estas redes sociales a como lo harían en cualquier lugar público;

-Aunque es recomendable que se enlacen contenidos de NPR, los periodistas no podrán utilizar material con derechos de autor sin permiso previo;

-Los periodistas deben recordar que los términos de servicio de un medio social se aplican más allá de lo que se postea y más allá de ese site.

-Se debe asumir que las mismas reglas éticas que se aplican al mundo «offline», también se aplican a la información en internet. En relación a esto, se recuerda a los periodistas que no deben perder de vista nunca cómo se actúa en NPR y ello trasladarlo a internet;

-Los periodistas tienen que confirmar toda la información que toman de estos medios sociales a través de los métodos tradicionales de trabajo (a través de conversaciones telefónicas u otros recursos similares); en este sentido, se insiste en varios puntos sobre la necesidad de verificar la fuente;

-La actividad de los periodistas de NPR en las redes sociales no puede caer en la «polarización» sobre determinados valores. No puede haber un posicionamiento en ellos;

-Es imprescindible que los profesionales de la entidad asuman que cada red social tiene su cultura y sus peculiaridades y, en consecuencia, debe respetarlas;

-Y, dos últimas cosas, si se va a escribir en alguna de estas plataformas el periodista tendrá que cerciorarse si estos contenidos se van a grabar o no y, en caso de duda, deberá consultar a su editor.

Esta guía sobre cómo se deben comportar los profesionales de NPR en su actividad diaria y personal en las redes sociales se suma a las reglas que componen el código ético del que dispone esta organización independiente.