ES NOTICIA EN ABC

¿Te lo vas a comer? El gran timo del pescado en España: Dos de cada tres son fraudulentos

Alberto Chicote cierra la temporada de «¿Te lo vas a comer?» investigando el fraude en el mercado de pescado

LA SEXTA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles se emitió en la Sexta la última entrega de la primera temporada de «¿Te lo vas a comer?», el espacio dirigido por el célebre chef Alberto Chicote. En este nuevo programa, Chicote se dedicará a investigar fraudes y chapuzas alimentarias en lugares como escuelas, geriátricos, mercados...Con esta apuesta, la Sexta sale a la arena de una de las noches más competitivas de la semana en lo que a audiencia se refiere, ya que debe medirse con la gala de «OT» en TVE y con el cine en Antena 3 y Cuatro.

Chicote está sabiendo cómo enganchar al público, y el chef ha logrado colocar su programa en lo más visto de la noche de los miércoles. Esta semana, el chef fijó su atención en el fraude del pescado. España es el segundo país del mundo que más pescado consume, solamente por detrás de Japón. Sin embargo, el pescado es uno de los alimentos donde más fraude se produce y la OCU denuncia que uno de cada tres pescados que nos sirven en un restaurante no se corresponde con lo que hemos pedido.

Según dice Enrique García, portavoz de la OCU, «el consumidor es la parte débil, no le queda otra que confiar» y solicita a las administraciones públicas competentes en materia de consumo un mayor número de inspecciones para evitar cualquier error en el etiquetado. El pescado es uno de los cinco productos más fraudulentos en Europa por eso la Comisión Europea financia una investigación sobre estos fraudes. El laboratorio Azti, situado en el País Vasco, está especializado en calidad, seguridad e identidad alimentaria y ya ha elaborado un estudio a nivel europeo sobre el fraude en los restaurantes.

Alberto Chicote y su equipo recogieron hasta once muestras de pescado en ocho establecimientos distintos y los llevó a analizar al citado laboratorio. De todas ellas más de la mitad, hasta seis, no se correspondían con la especie que ofrecía en la carta del restaurante.

Para meterse en harina, el chef empezó por investigar el mero, uno de los pescados más «falsificados». Chicote viajó hasta Vigo, el principal puerto de pescado de España, donde visitó la lonja de la ciudad. Allí comprobó la poca cantidad de este material que entra y los altos precios a los que se subasta este pez que se considera «el rey del mar». Miguel Castro, un distribuidor del puerto, le contó a Chicote que «hay semanas en las que no entra ni una pieza...Y puede alcanzar fácilmente los 39 euros el kilo».

José Ramón Leboleira, mayorista de la lonja gallego, le aseguró al chef que «hay gente vendiendo perca del Nilo haciéndola pasar por mero. Aquí en Galicia la gente está familiarizada con el pescado, pero vas a Burgos o a Madrid y la gente lo cree. Por eso los restaurantes tienen que tener bien controlado el etiquetado y saber de dónde le viene cada pescado».

El siguiente paso en la cadena que hay que examinar es el restaurante. Chicote habló con el cocinero Iván Méndez, que tiene un restaurante en el puerto de Vigo. Méndez explica que «ni siquiera aquí tenemos mero todos los días porque no entra al puerto. Es un pescado para vestir una carta». Le cuenta también a Chicote que el precio del mero «ronda los 36 euros el kilo. Cuando encuentras en una carta mero a 10, 12, 14 euros es porque no es mero, posiblemente sea perca del Nilo».

Una vez hechos los análisis, «¿Te lo vas a comer?» se dirigió a uno de los restaurantes en los que les dieron un mero fraudulento para pedir explicaciones. Ahí Chicote hizo gala de su estilo peleón, descarado y polémica con la camarera del establecimiento. La propia empleada reconoció el fraude, pero intentó echar balones fuera: «Muchas veces en Mercamadrid etiquetan mal. Yo ahí he comprado mero y me ha venido perca, pero etiquetada como mero».

Otro de los productos que acaparó la atención de Chicote fue el pez mantequilla, un producto muy común en la mayoría de los restaurantes japoneses de España. El biólogo Javier López de Oceana explicó que «cuando pedimos pez mantequilla en los restaurantes lo que nos están dando es escolar negro. Pez mantequilla es el nombre comercial». La endocrinóloga Blanca Olivan contó que el escolar negro es un producto prohibido en Japón por los efectos efectos gastrointestinales que puede ocasionar su consumo y que, además, se recomiendo no consumirlo crudo, que es precisamente la forma en la que se toma en España.