ES NOTICIA EN ABC

First Dates Un comensal de «First dates» llama «choni» a su pareja nada más verla entrar

Gabriel no le dio ni la oportunidad de la duda a su compañera de mesa, y ya antes de sentarse dijo «no tener ganas de hablar con ella»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Gabriel, a sus 20 años, acudió a «First dates» con la intención de encontrar el amor. De hecho, en su vídeo de presentación asumió estar abierto al mismo y quería dejarse sorprender por el programa. Lo que nadie podía imaginar es lo que, al ver aparecer su compañera de noche, sucedería.

Nada más empezar a hablar, reconoció Gabriel que su vida «es la puta hostia», pero había algo que le faltaba: compartirla con la mujer de sus sueños. Y es que Gabriel tampoco había tenido demasiado suerte: descubrió que su expareja estaba teniendo una doble vida y que estaba manteniendo una relación desde hacía cuatro años con otro chico. Por ello, quería descubrir a una persona que mereciera la pena, por lo que se acercó al restaurante de «First dates».

«Creo que puedo dar a una persona lo suficiente como para que esté solo conmigo, no con otra persona. En el momento en el que veo que puede estar con otra persona la mando a paseo», aseguró Gabriel, que además es aficionado a la música y presumía de ser capaz de improvisar, aunque su estreno no fue demasiado bien.

«Nada, no te preocupes, no te rayes. Si quieres, cuando entre ella lo repites», le dijo Carlos Sobera al comensal, pero al ver entrar a su pareja por la puerta se le quitaron las ganas hasta de hablar. Marta, madrileña y de 19 años, no fue de su agrado.

«No me ha gustado como es. La veía la típica choni que se quería arreglar para impresionar», sentenció a cámara Gabriel nada más verla aparecer por la puerta. Y, desde ese momento, la cita se cruzó de principio a fin. A pesar de las intenciones de Marta, Gabriel guardó silencio hasta que le exprimían las palabras.

«¿Y con las novias que tal?», intentó Marta romper el hielo en «First dates» ante un compañero de mesa que estuvo guardando silencio y centrado en su bebida en la barra del restaurante. Sin embargo, la única respuesta que encontró fue un «tirando con ellas». Finalmente, Marta se lanzó y le apeló directamente: «Cuéntame más». Sin embargo, en ese momento Gabriel solo se centraba en que les asignaran una mesa. «No se... tengo hambre. Espérate», le contestó.

«No tengo ganas de hablar con ella. No quiero», continuó en un aparte Gabriel, el gran protagonista de la noche de «First dates». Marta era la única que intentaba sacar temas de conversación, pero siempre se encontraba con una pared. En un momento determinado, la estudiante madrileña le preguntó por si la apariencia física de una persona era clave en una relación, a lo que Gabriel respondió con un escueto «No se», para luego explicarse diciendo que en realidad no era lo más importante para él.

Sin embargo, posteriormente confesaba que dicha respuesta se la había dado para conocer su reacción. «Le he dicho que no me fijaba en el físico, digo a ver por donde sale. Es que no me ha gustado nada. No es una persona con la que quisiera hablar más», sentenciaba de nuevo el aspirante a electricista.

Finalmente, la cita en «First dates», como era de prever, no tendría una continuidad en el exterior, y es que parece que los comentarios, escuetos, de Gabriel tampoco convencieron demasiado a Marta, que también cerró la puerta a encontrar el amor en el programa. «Me parece un chulo, prepotente y machista. No quiero a alguien así a mi lado», aseguró Marta.