ES NOTICIA EN ABC

La cocina de la abuela, la cercanía y otras claves del éxito de España directo

Miriam Moreno, reportera y presentadora sustituta, cuenta el día a día del programa

Miriam Moreno
Miriam Moreno - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Bacalao a la «llauna», arroz con setas, atún en escabeche... Ni en Semana Santa deja «España Directo», el decano magacín vespertino de TVE, de homenajear a la cocina tradicional. En su primera etapa, era el presentador, Roberto Leal, el encargado de la sección de recetas. Ahora esta tarea, clave en el éxito del espacio, recae en Miriam Moreno (Barcelona, 1987), quien también conduce el programa en ausencia del sevillano. «Estoy muy cómoda en mi papel de reportera y todavía tengo que aprender mucho en la calle, pero es un honor sentarme de vez en cuando en esa silla que me presta Roberto de vez en cuando», cuenta.

«España directo», con una media de un millón de espectadores diarios, sale adelante gracias a un equipo de cincuenta personas repartidas en distintas delegaciones territoriales de TVE. «Las distancias son largas, así que tardamos un día en hacer un reportaje. Lo grabamos, editamos y enviamos nosotros mismos, y por la tarde tenemos que entrar en directo, así que salimos ya a la hora de la cena», reconoce la periodista, que trabaja desde los estudios de Sant Cugat.

Pero la jornada no es mucho más corta cuando le toca presentar. «A las 12.00 tenemos una reunión de contenidos para preparar el guion y la escaleta. Después de comer empieza el trabajo más estresante, llamar a los reporteros, pactar los directos… Tenemos un teleprónter (pantalla donde leen el guion), pero nunca sabes lo que puede pasar, así que yo intento implicarme lo máximo posible», cuenta. Aunque Moreno no es mi mucho menos una novata en el plató de «España directo». A sus 25 años, sustituyó por primera vez a Marta Solano. «Apenas llevaba un mes y pico en el programa haciendo directos, pero me dijeron que confiaban en mí. Estaba muerta de nervios y acabé llorando, era un sueño cumplido. A partir de ahí casi siempre han contado conmigo, sobre todo en esta última etapa que Roberto ha estado también con “OT”», explica. Del sevillano ha aprendido que en televisión los artificios no valen nada y que lo importante es ser natural y confiar en uno mismo.

¿Se agradece trabajar en un espacio en el que no se habla de política? «Sí, actualmente hay momentos de saturación. En estos tiempos de noticias convulsas, se agradece tener un espacio con contenidos blancos, que sea un soplo de aire fresco. Al menos así nos lo transmite la gente», apunta Moreno. «Todos conocemos las noticias que están en las portadas, lo más actual, pero hay mucha gente anónima, amos y amas de casa con sueños y aspiraciones. Y está bien que alguien te deje un micrófono para contarlo. Nosotros llegamos a cualquier pueblo, aunque tenga dos personas, para hacerles sentir importantes y partícipes», reflexiona. Lo más importante, en su opinión, es no creerse nunca por encima del entrevistado. «Lo mejor es que el público nos trata como si nos conociera de toda la vida. Cuando salgo, las vecinas me dicen “Abrígate, que ayer pasaste mucho frío”», bromea.