ES NOTICIA EN ABC

First Dates La cita más excéntrica de «First Dates»: «Llevo dos años esperando la extinción de la humanidad»

Patricia acudió al programa de Sobera en busca de una tercera pareja porque ya tenía dos relaciones simultáneas

Sara y Patricia, tras cenar en el programa de Carlos Sobera
Sara y Patricia, tras cenar en el programa de Carlos Sobera
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«First Dates» acogió anoche a una de sus invitadas más peculiares: Patricia. La joven, de 18 años, acudió al programa de citas que presenta Carlos Sobera para encontrar una persona con quien compartir su vida... a ratos. Contra pronóstico, Patricia no buscaba una pareja porque ya mantenía dos relaciones simultáneas, pero sí una tercera persona con quien completar su ya de por sí ajetreada vida sentimental.

«Llevo dos años esperando la extinción de la humanidad. Todo el mundo está súper triste y yo pienso... ¡es ideal!», aseguró la joven durante la charla con su interlocutora. «Pienso que para qué sigo estudiando, podría vivir en una caja de cartón hasta la extinción si, total, me voy a morir». Frente a ella, Sara, de intereses similares, refrendaba el comentario: «Por lo menos no nos vamos a tener que preocupar por las pensiones». La cita llegó a buen puerto, pues Sara no vio inconveniente alguno en compartir su tiempo con las otras parejas de Patricia: «Espero que me hagas un hueco en tu apretada agenda sentimental».

Antonio, todo un conquistador

«Julio Iglesias habrá estado con tres mil y pico mujeres; yo he superado las 4.750». Así se presentó anoche en «First Dates» Antonio, jubilado de 68 años que acudió al programa de citas de Carlos Sobera para intentar ampliar su cifra de conquistas. «En los dos últimos años he pensado en sentar la cabeza y quiero una mujer que se adapte a mí», aseguró.

Tras encontrarse con Pepi en la barra de «First Dates», Antonio se quedó perplejo ante sus encantos. «Muy bien de cara y de cuerpo, me ha llenado», dijo el conquistador sobre los atributos de su compañera de cita. La pareja, que compartía su afición por el baile, habló de sus experiencias en el amor tras sus respectivos divorcios. «Tienes los labios muy bonitos, y los ojos, y también la sonrisa», afirmó el hombre completamente anonadado. «He conocido a multitud de mujeres, pero Pepi ha sido par amí especial. En el momento de verla, al mirarla, me ha cautivado», dijo.