Es Noticia

De los cigarrillos de JFK al «meme» más famoso de la tele: los mejores momentos de «La casa de empeños»

El reality que emite MEGA y que vio la luz en el Canal Historia está plagado de historias de lo más rocambolescas sobre Rick Harrison y los suyos

Rick, junto a un cliente en «La casa de empeños»
Rick, junto a un cliente en «La casa de empeños» - MEGA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Pocos formatos hay tan exitosos en MEGA como «La casa de empeños». El «reality», emitido en todo el mundo a través del Canal Historia (responsable de la serie «Vikingos», entre otros éxitos) se centra en los acontecimientos que suceden en la tienda «Gold & Silver Pawn Shop», un local de compra-venta de Las Vegas sustentado en un negocio familiar y que dirige Rick Harrison junto a su hijo, Corey, apodado «Big Hoss», con la ayuda de Austin «Chumlee» Russell, amigo de la infancia de Corey y que trabaja como dependiente en el negocio. En España, se puede seguir en formato diario (a las 18.25) a través de MEGA.

Hasta hace poco, la dirección del local también recaía en Richard Benjamin «El Viejo» Harrison, pero murió el pasado junio a los 77 años tras una larga enfermedad. En las quince temporadas que lleva en emisión, «La casa de empeños», que también sigue «en directo» las vidas de los operarios del negocio, ha emitido más de 500 entregas, algunas de ellas para la historia.

Ejemplo de ello fue una conversación mantenida temporadas atrás entre Chumlee y Rick, después de que un cliente acudiese a «La casa de empeños» para vender unas tijeras un tanto peculiares. Chumlee no se fiaba del artículo y acudió a la trastienda, para preguntar a Rick. A partir de aquel día, esa escena se hizo viral y hoy en día es frecuente encontrar en Twitter una imagen de Chumlee y Rick hablando acerca de esas tijeras, con un rótulo sobre ellos de lo más revelador. «No sé Rick, parece falso».

Otro destacado «meme» que surgió a raíz de «La casa de empeños» es el que cuenta la historia de Frodo Bolson, el protagonista de «El señor de los anillos» al que da vida Elijah Wood. Si no lo recuerdas, puedes hacerlo pinchando sobre este enlace.

El programa también ha contado con visitas de célebres artistas, como la actriz y cantante Marie Osmond, nominada al Emmy en 2000 y 2001 por su trabajo en «Donny & Marie», el programa que presentaba junto a su hermano Donny y que fue el que le hizo saltar a la fama internacional. Resulta que Osmond y Rick mantienen una relación de amistad desde hace tiempo y así lo desveló el programa en una de sus emisiones, en las que el estilista de Osmond, Kim Goodwin, intentó vender a Rick su «Barbie número 1», la primera muñeca de ese tipo que salió a la venta en 1959 y cuya caja estaba firmada por la creadora de «Barbie», Ruth Handler. Rick no ocultó su deseo de comprar la muñeca para después venderla más cara y «ganar dinero», aunque el precio de salida que le puso Kim a la muñeca, de 10.000 dólares, echó para atrás al dueño de «La casa de los empeños», que consultó incluso la compra con el «experto en juguetes» del programa.

Pertenencias extravagantes

En otra ocasión, un joven acudió al establecimiento de Rick para intentar vender un billete de 1.000 dólares a un precio de 10.000, al ser parte de una edición especial. Tras consultar con su experto, no obstante, el dueño del local no ofrecía más de 5.500. El vendedor, por su parte, no bajaba de 8.500. «Con eso no sacaría ningún dinero», opinó Rick. Al no conseguir llegar a un acuerdo y después de pensar en la venta, el joven se marchó de la tienda con su billete en la mano. «Para mí tiene un valor sentimental, por lo que me lo voy a quedar», enfatizó.

Algo sucedido a lo que ocurrió en otro programa, en el que una mujer intentó venderle a Corey un cartel original de la película «Casablanca» por 120.000 dólares. «Siempre que he visto uno de estos, era falso», dijo el joven, que terminó ofreciendo 60.000 después de comprobar la autenticidad del cartel. «Bueno, gracias por tu tiempo, pero creo que me lo voy a quedar», dijo la mujer, antes de abandonar el establecimiento con su cartel enmarcado.

En otras ocasiones, no obstante, Rick y su equipo sí que han comprado los artilugios que les han ofrecido. Como cuando Erik, un hombre que había heredado de su padre una caja de cigarrillos que había pertenecido al expresidente estadounidense John Fitgerald Kennedy. Pidió 90.000 euros por la cajetilla, que terminó vendiendo por 60.000 a los integrantes de «La casa de empeños». Lo mismo que sucedió en otro capítulo, cuando los protagonistas del programa de MEGA compraron un lingote de oro rescatado de un barco español hundido por 35.000 dólares. «La historia no tiene precio», asumió Rick. No fue para menos.