ES NOTICIA EN ABC

El chico de «pim, pam, toma Lacasitos», irreconocible diez años después

Ares, el joven que saltó a la fama gracias a «Callejeros», reaparece para protagonizar una charla sobre seguridad vial con Michelin

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ares consiguió que toda España entonase elfamoso «pim, pam, toma Lacasitos». El joven fue uno de los primeros protagonistas de «Callejeros» (Cuatro) tras ser grabado en un control de alcoholemia, en el que dio positivo en distintas sustancias, tras una noche de excesos. Diez años después del incidente, la marca de neumáticos Michelin se ha puesto en contacto con Ares, un chico que nada tiene que ver con aquel joven, para mantener una charla sobre seguridad vial.

Durante la entrevista, Ares confiesa cómo vivió aquel día en el que fue grabado por «Callejeros»: «Fue una noche de fiesta. Una de tantas. Nos pusimos como atunes y a la salida de la discoteca nos estaban esperando. Yo me vine arriba, vi la situación y me puse a hacer el 'payasete' por ahí». El tiempo ha pasado y el joven asegura no tener ya nada que ver con la imagen que se ofrece en el video. «Ese no soy yo. Es el lacasitos. Era muy joven y descerebrado. Mi madre no me echó la bronca porque era una más, nos habían grabado peores», relata.

Ares ganó dinero por algunas de sus célebres frases, como «viva España, viva el rey, viva el orden y la ley», pero que si pudiera volver atrás no lo haría. «Hacerse famoso por ir borracho y por hacer tonterías tampoco es muy agradable», dice a los jóvenes que buscan la fama de cualquier forma en plataformas como YouTube. Diez años después, se considera un buen conductor: «Cuando subo al coche me pongo el cinturón y todo, antes ni si quiera lo pensaba. Me ponía el cubata donde los vasos pero ahora ya no, ahora voy con una botellita de agua».

Michelin ha rescatado la historia de «pim, pam, toma Lacasitos» al descubrir que las mujeres de Soria han sido elegidas como las mejores conductoras del país. En dicha localidad vive Ares, al que definen como albañil y viral.