Es Noticia

«Chester» Carmen Lomana: «Le metí el sujetador a mi marido en el sudario»

Irene Montero y Carmen Lomana se sentaron en «Chester» para revelar detalles de cómo fue su educación y la influencia de sus padres

Carmen Lomana, en «Chester» - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, y la mediática Carmen Lomana fueron las protagonistas de una nueva edición de «Chester»: «My way». En ella, revelaron detalles de cómo fue su educación y la influencia de sus padres así como de los momentos más íntimos de sus vidas.

La empresaria Carmen Lomana dejó grandes momentos ya que es sin duda una caja incesable de anécdotas. Habló de cómo consiguió su trabajo. «Vamos, un enchufe», insinuó Risto Mejide. «Que va, me hicieron un examen», contestó Lomana, aunque sí que admitió que «su padre le colocó en el Santander». Aún así, ella siempre ha sido independientemente económicamente: «He trabajado estando soltera, casada y viuda».

Terminó su entrevista en «Chester» con muchos de los rumores que hay alrededor de ella como, por ejemplo, que pegó «un braguetazo»: «Nos conocimos en Londres siendo estudiantes en un club de jazz y fue un flechazo. De repente vi a un tío guapísimo de cuclillas mirándome. Ahí hubo un flechazo ya. En aquel momento, nosotros lo único que teníamos mucho amor, muchos amigos y un piso en Chelsea».

Pero también habló de cómo recibió la noticia de la muerte de su marido, Guillermo Capdevila. «Me llamó la Policía Foral de Navarra, pero en ningún momento se me ocurrió que me llamaban por algo de un accidente», contó Carmen Lomana. Su último adiós fue doloroso: «Estaba tan desesperada. En ese momento me hubiera querido ir con él. ¿Sabes lo que hice? Quería darle algo mío así que me quité el sujetador y se lo metí en el sudario», contó.

Irene Montero, en «Chester»
Irene Montero, en «Chester»-MEDIASET ESPAÑA

Por su parte, Irene Montero, portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, habló con Risto Mejide de los polémicos temas que rodean a la política y su pareja, Pablo Iglesias. Pero también contó de cómo descubrió su vocación por la política al ser delegada de clase: «Me pareció útil. Me parece que ser capaces de decidir cómo vamos a vivir y a organizar la convivencia. A eso me enseñaron y me lo he creído. Y creo que la política es eso».

Se afilió con 16 años a las juventudes comunistas con la intención de canalizar eso que ella creía que había que cambiar. No solo habló de su iniciación en la política, también comentó de las personas que más «la han 'sufrido'». «Honor y gloria a mi madre y mi padre que me han aguantado y lo han respetado. Imagínate a una niña que no tiene ningún problema en dar su opinión o en decir lo que le plazca a quien sea... Pues hubo veces que mi madre tuvo que poner cara de 'ay, la niña'», dijo agradecida.

«¿Quién de los dos se va a pedir la baja?», preguntó Risto Mejide sin un pelo en la lengua. «No lo tenemos decidido del todo, pero probablemente viniendo dos haya que estar un momento en el que estemos los dos. También depende de cómo yo de a luz. Preferiría que fuese natural, pero es temprano para saber eso», contestó Montero.

También confesó los problemas que ha tenido con su pareja para ponerle el nombre a los pequeños. «Pablo y yo tuvimos un pequeño conato para elegir los nombres de los bebés. Al final, decidimos por sorteo quién pondría los nombres y quién el primer apellido, y a mi me tocan los nombres», contó.