ES NOTICIA EN ABC

«Top Chef» se recrudece y expulsa a su primer concursante

El talent de cocina reinventa la función del crono y aprieta a sus concursantes con escasos minutos de cocinado

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ya lo avisó Alberto Chicote: este «Top Chef» no tiene nada que ver con lo que hemos visto ahora... ¡Y qué razón tenía! El segundo programa de la nueva temporada del talent show de cocina inició su andadura dejando sin cocinar a dos de sus concursantes.

El programa retó a los cocineros a coger sus ingredientes lo más rápido posible, de tal forma que los dos más lentos serían eliminados de esta prueba y verían cómo cocinan sus compañeros en ‘el almacén’. Pero el jurado tenía una segunda sorpresa: los concursantes cocinarían sin tiempo. Aquel que fuera el más rápido pararía el reloj y el resto tendría solo un minuto para emplatar.

La durísima prueba tuvo como resultado la elección de Montero como el mejor y le entregó el primer brazalete de inmunidad. Antes, Paco Roncero tuvo que recordar a Rakel que en el programa en el que se encuentra tiene que dar la talla: «Es la última vez que dejas un plato vacío, no lo vamos a consentir», dijo el chef.

Tras la prueba de fuego, el equipo del programa se trasladó al Circuito del Jarama para desarrollar su reto grupal junto al cocinero Sergio Arola. Los doce concursantes fueron divididos en dos equipos y fueron retados a dar de comer a 100 moteros. Tras elaborar dos platos principal muy distintos, unos mini hamburguesas y otros albóndigas, los votos de los comensales determinaron que el equipo naranja había perdido la prueba.

La prueba de eliminación

Ya en plató, los concursantes llegaron dispuestos a darlo todo en ‘la última oportunidad’. Allí les esperaba Javi Estévez, que tras hacer una receta de pollo, invitó a los concursantes a cocinar empleando los mismos ingredientes que él había utilizado y en el mismo tiempo.

Agobiados por el reloj, y por tener que integrar un elemento tan complicados como las crestas de gallo, los cocineros ofrecieron su mejor versión para crear platos dignos de «Top Chef». Al final, el jurado realizó una cata a pruebas y determinó que el plato de Eva no estaba a la altura del programa. Así, la joven cocinera de solo 23 años se convertía en la primera expulsada de la presente edición.