ES NOTICIA EN ABC

Ven a cenar conmigo: Gourmet edition Colate se insinúa a Gloria Camila, más de veinte años menor que él

La hija de Rocío Jurado fue la segunda anfitriona de la presente edición de «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition»

CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuatro emitió este martes a las 22:45 horas una nueva entrega de la cuarta edición de «Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition», un singular y divertido spin off del reality gastronómico en el que un grupo de personas que no se conocen cenan en las casas de cada una de ellas. Esta versión está protagonizada por personajes famosos y rostros conocidos de nuestro país. En la presenta edición compiten por los 3.000 euros Barbara Rey, Falete, Gloria Camila y Colate, hermano de la chef Samantha Vallejo-Nágera y exmarido de Paulina Rubio.

La primera anfitriona de esta edición de «Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition» fue Bárbara Rey, que protagonizó una accidentada cena. Esta semana era el turno de Gloria Camila, la benjamina de esta edición. La hija de Rocío Jurado delegó casi todo el trabajo en su robot de cocina, ya que ella reconoció no tener mucha experiencias entre fogones.

La joven se puso un mono escotado para recibir a sus invitados y el primero en llegar, Colate, que la dobla en edad, se quedó obnubilado con ella. «¡Madre mía!», suspiró antes de abrazarse a la anfitriona, «es que me estoy poniendo nervioso con esto...». Gloria le invitó a estar «como en su casa», y él respondió «no me digas eso, que es peligroso».

No se le pasó el sofoco al invitado, que contó que la chica le parece «guapa, muy guapa, y hoy todavía más. Me he quedado sin palabras al verla». Tardó un rato en llegar Falete, el segundo invitado, y en ese tiempo Colate se estuvo insinuando ante Gloria Camila. Cuando llegó Falete se enteró al instante del percal: «Colate no paraba de mirar, estaba como en un palco. Colate está como una hiena porque está huérfano de chochitos».

«Estoy aflorando», aclaró Colate, que no paró de lanzar indirectas e insinuaciones durante toda la noche. Se quedó un tanto descolocado cuando vio que la casa estaba llena de fotos de Gloria con su novio. Cuando llegó Bárbara Rey se sentaron los cuatro para comer los entrantes. La joven se dio cuenta de que ninguno había tocado las gambas: «¿Las gambas van a estar aquí de decoración? Yo las pelo si hace falta».

La comida gustó bastante a los invitados, especialmente el postre, bautizado como «Muerte por chocolate». Solo Falete quedó un tanto insatisfecho, pero reconoció que, en general, el menú era más que aceptable. Para el fin de fiesta, la joven puso en una pantalla gigante un vídeo de su madre cantando su mítica «Se me rompió el amor». «Nos hemos emocionado todos», reconoció Colate. Bárbara Rey incluso se puso a llorar cuando acabó la canción.

También aparecieron en el salón un guitarrista y un cantaor para tocar un poco de flamenco. Gloria arrancó a bailar y, claro enseguida salió Colate a hacerle compañía. «Colate es un buen anfitrión, te diviertes con él y te sube la autoestima», dijo la anfitriona. Llegó el momento de evaluar la nota, y Falete comentó que «fue una noche de emociones, pero no una más», y le puso un 6. Colate decidió darle un 7 y la más generosa fue Bárbara Rey, que se decantó por el 8.