ES NOTICIA EN ABC

«Mi casa es la tuya» El episodio más duro de la vida de Rosario Flores

La cantante hizo un extenso repaso a su vida bajo la sombra de Lola y expuesta a los medios desde el día que nació

Rosario Flores y Bertín Osborne viajan hasta Jerez de la Frontera
Rosario Flores y Bertín Osborne viajan hasta Jerez de la Frontera - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Jerez de la Frontera ha sido el lugar de encuentro entre Bertín Osborne y Rosario Flores para la entrega de este viernes de «Mi casa es la tuya». Una localidad con gran significado para ambos, ya que fue el lugar de nacimiento de Lola Flores, madre de Rosario, y la ciudad en la que se encuentra la casa familiar en la que Bertín vivió sus primeros años de casado con Sandra Domecq, su primera mujer. Junto a una de sus hijas, Alejandra, el presentador recuerda cómo fue esa etapa de su vida y en ella recibe a la hija pequeña de

«La Faraona».

Rosario hizo un extenso repaso por su vida, marcada por la sombra de Lola Flores y expuesta a los medios desde el día que nació. «¿Se lo reprochaste alguna vez?», le preguntó Bertín a Rosario, quien afirma moviendo la cabeza. Desvela los problemas que en su día tuvieron sus padres para poder casarse y habló sin tapujos de su hermana Antoñita, la hija que tuvo Antonio González «El Pescailla» antes de casarse. «Que mis padres vieran el triunfo de sus hijos es una de las épocas más bonitas de mi vida», confesó la artista ante el entrevistador.

«Siempre he querido ser artista. Nunca he tenido duda de eso. Lolita menos, siempre le gustó mucho ser actriz», le dijo Rosario a Bertín. Lolita Flores hizo sus declaraciones ante las cámaras del programa, y dijo que Rosario que «ella tuvo una libertad que yo no. En quedarse a dormir en casa de las amigas, en irse de excursión, en desnudarse en una película, cosa que me hubiera encantado».

El episodio más duro de la vida de Rosario fue precisamente la muerte de su madre y la de su hermano Antonio, con tan solo unos días de diferencia. «Era mi hermano, mi amor, mi confidente, mi amigo. Todo», relata. La cantante habló del enorme vínculo que tenía con él, cómo vivió las dos pérdidas y cómo el nacimiento de su hija Lola le devolvió la alegría: «Me quedé embarazada a los seis meses de que se fuese Antonio así que mi hija Lola me salvó, que también me la mandó mi madre».

Rosario hizo también un repaso por otras facetas de su vida, su intervención como actriz a las órdenes de Pedro Almodóvar, y cómo conoció a su marido Pedro Lazaga durante el rodaje de «Hable con ella»: «Me enamoré».

Hasta Jerez de la Frontera también se desplazó Antonio Carmona y su mujer Mariola Orellana, íntima amiga de Rosario, que hablaron de la especial relación que mantienen con la familia Flores. El «fin de fiesta» llegó de la mano del artista gaditano Tomasito, con el que Rosario se arranca a cantar y a bailar flamenco.

El programa contó también con el testimonio de familiares y amigos de Rosario como su hermana Lolita; su hermana por parte de padre, Antoñita González; Ana Villa, madre de su sobrina Alba Flores; y el cantante José Mercé.