ES NOTICIA EN ABC

«Mi casa es la tuya» La confesión más íntima de Pablo López

Orozco y Bustamante hablaron de la buena relación que les une a Pablo López y recordaron alguna de las divertidas anécdotas que han vivido juntos dentro y fuera de los escenarios

Pablo López recibió a Bertín en la localidad segoviana de Peñarrubias de Pirón,
Pablo López recibió a Bertín en la localidad segoviana de Peñarrubias de Pirón, - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Una casa en la localidad segoviana de Peñarrubias de Pirón es el escenario elegido por Pablo López para su entrevista más íntima y reveladora hasta la fecha y fue en la edición de «Mi casa es la

tuya» de este viernes.

El artista, acompañado en algunos momentos de la charla por las dos personas más importantes de su vida –su madre Lola y su hermano Luis–, habló de su complicada infancia y su temprana pasión por la música e, incluso, se sincera sobre su situación sentimental. «Últimamente me he conocido mucho a mí mismo. Me doy cuenta de que necesito silencio, y necesito estar más tiempo con mi madre. Llevaba mucho sin estar con ella en un sitio lleno de ruido».

Durante la charla, recuerda también a su padre, fallecido hace dos años, que estuvo ausente durante largas temporadas de su vida. «Algunas veces ha estado y otras no, pero nunca he sabido exactamente por qué», cuenta, «él era una persona muy bohemia, muy inteligente...Mis padres se separaron cuando yo tenía 5 meses, pero nunca ha habido dramas en mi casa, ni peleas ni nada...». «¿Y alguna vez has necesitado tú tener un padre?», le preguntó Bertín, «Tuve a mi abuelo, a mis tíos...No he sentido esa necesidad, aunque sé que si estuviesen los dos sería mucho mejor».

«Yo fui un niño un poco raro. Iba con mi abuelo a todos lados: leía el periódico como él, mascaba el palillo», contó el artista durante la conversación, «No es que haya sido ni que sea tímido, pero sí que soy inseguro, me da miedo no estar a la altura de las expectativas, mostrarme débil...», explicó López, que se sinceró con Osborne como nunca antes.

También hubo un momento para que López hablase de sus amores. «Estaba con una persona, aunque no me gusta hablar en pasado, para mí seguimos juntos», le contó el artista malagueño al entrevistador, «Es un gran ser humano que la vida me ha puesto cerca y yo la sigo queriendo, sigo teniéndola cerca después de once años juntos. Lo mejor es que ahora no hay rencores, ni peleas ni nada».

Pablo López desveló que fue su madre la que le empujó a presentarse a «Operación Triunfo» y explicó cómo vivió diversos reveses, desplantes y faltas de confianza hasta que logró alcanzar el éxito a fuerza de trabajo y tesón. «"Mira. Ha estado en 'Operación Triunfo' y no se ha comido nada". Yo he escuchado esa frase mil veces y me he hecho el sordo», confiesa, «pero yo era muy reacio, tenía claro que no me iban a coger». Cuando estaba dentro, contó, sintió «mucha angustia por estar allí encerrado, me costó mucho. Además, pensaba que aquello no estaba hecho para mí».

El cantante narra otros momentos de su vida fuera de la música como el trabajo que ejerció en Londres como cortador de limones en una discoteca o la aventura empresarial que emprendió junto a su hermano Luis como gerentes de un bar. «Me como mucho la cabeza y él me quita todo los nudos que tengo», asegura.

Antonio, David y Bertín, acompañados por Pablo al piano
Antonio, David y Bertín, acompañados por Pablo al piano-MEDIASET ESPAÑA

Antonio Orozco, que ejerció como asesor de Pablo López en la última edición de «La Voz», y David Bustamante, amigo íntimo del artista, se unieron a la hora del almuerzo, un momento distendido en el que se descubrieron aspectos desconocidos y anécdotas que los tres artistas han vivido juntos, tanto dentro como fuera de los escenarios. Al final de la velada, Antonio, David y Bertín, acompañados por Pablo al piano, interpretaron distintas canciones, tanto de sus propias discografías como de la de otros conocidos artistas.