ES NOTICIA EN ABC

Los capítulos más caros de la historia de la televisión

Hasta 27 millones de dólares costó el primer episodio de «The Pacific», una serie producida por Spielberg que fue un fracaso absoluto

Una escena de «The Pacific»
Una escena de «The Pacific» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las cadenas y las productoras televisivas son reacias a publicar los presupuestos de las series que emiten. Ni HBO ni Netflix facilitan una información detallada sobre el coste del rodaje de sus productos. No obstante, siempre aparecen datos fragmentados y cifras aproximadas que permiten hacerse una idea de a cuánto asciende la factura. En esta lista son casi todos episodios pilotos, pues son los que sirven para presentar la serie y a partir de los cuales se construye luego toda la trama.

The Pacific

«The Pacific» es una miniserie de diez episodios producida por Steven Spielberg que en 2010 emitió HBO. Esta serie es la secuela de la también carísima «Band of Brothers», y narra la intervención de las tropas estadounidenses en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Contaba con un presupuesto inicial de 100 millones de dólares, a diez por capítulo. No obstante, el rodaje fue complicándose y al final la cuenta se elevó a los 270 millones de dólares: 27 millones por episodio.

Terra Nova

También Spielberg está detrás del segundo capítulo más caro de la historia. Apenas un año después de la emisión de «The Pacific», el director se gastó veinte millones en el episodio piloto de «Terra Nova», un fracasó que acabó cancelándose tras trece capítulos. El episodio en cuestión duraba dos horas y contaba el viaje al pasado de un grupo de humanos futuristas. Fox, la cadena que emitía la serie, perdió unos cincuenta millones con la broma.

Boardwalk Empire

HBO hizo un buen desembolso para sacar adelante esta serie producida por Martin Scorsese. Solo en el primer episodio se esfumaron dieciocho millones de dólares. Para este capítulo se construyó una reproducción del paseo marítimo de Atlántica, todo de madera, en el estudio de Brooklyn en la que estaban rodando. Además, se gastaron un dinero considerable en vestuario y decoración para reproducir la vida en la época de la Ley Seca en Estados Unidos.

Perdidos

El episodio piloto de «Perdidos», en el que nos conocimos por primera vez a los ocupantes del vuelo Oceanic 815, tuvo un coste aproximado de catorce millones de dólares. El episodio estaba dividido en dos partes rodadas en Hawai y se emitió en semanas consecutivas en la cadena estadounidense ABC. Corría el año 2004 y el capítulo se convirtió en el más caro de la historia hasta esa fecha. Lloyd Braun, el productor que dio el visto bueno al presupuesto, fue despedido de la cadena.

Urgencias

«Urgencias» es uno de los dramas más veteranos de la televisión estadounidense con sus quince temporadas acumuladas y más de 300 episodios emitidos. Estrenada en 1994, hasta 1998 su presupuesto por capítulo rondaba los 1,9 millones. Pero entonces llegaron Warner Bros y la NBC a ofrecer dinero y el presupuesto se disparó hasta los trece millones de dólares por episodio. La inversión fue arriesgada, pero el éxito fue rotundo.

Hermanos de sangre

Como ya decíamos, la precuela de «The Pacific» fue otro de los grandes derroches económicos de la historia de la televisión. También compuesta por diez episodios, esta produción ambientada en la Segunda Guerra Mundial se comió 12,5 millones del presupuesto de HBO en cada entrega.

Juego de tronos

«La batalla de los bastardos», el célebre sexto episodio de la novena temporada de «Juego de Tronos», es hasta ahora el más caro de la saga rodado por HBO. Hasta diez millones costó rodar un episodio en el participaron 500 extras y veinticinco dobles y se usaron setenta caballos en veinticinco días de rodaje en Irlanda. A esto hay que sumarle el gasto en cámaras, vestuario y efectos especiales.

Fringe

Entre 2008 y 2013 la cadena Fox emitió este thriller de ciencia ficción creado por JJ Abrams. El coste medio de la producción fue de cuatro millones por capítulo, pero el episodio piloto costó más del doble, hasta diez millones. En el piloto, que constaba de dos partes, aparecía un avión en el que todos sus pasajeros morían y otras escenas muy espectaculas cinematográficamente. Cuando «Fringe» se estrenó se le puso la coletilla de «el episodio más caro desde "Perdidos"».