Es Noticia

Caos en el plató de «Sálvame»

La exclusiva de la ruptura de Gustavo González y María Lapiedra provoca el enfado entre los colaboradores del programa de Telecinco

Gustavo González, en el plató de «Sálvame»
Gustavo González, en el plató de «Sálvame» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Gustavo González y María Lapiedra han roto y, cada un por su lado, han dado una exclusiva para hablar de los motivos de ruptura. Si bien no ha sorprendido a los colaboradores de «Sálvame» que la exactriz hablara, sí que ha llamado la atención que el paparazzi lo hiciera. «Me ha producido vergüenza ajena», ha dicho Gema López.

Gran parte de los colaboradores de Sálvame no daban crédito, pero esto no ha pillado por sorpresa a Gema López, la que fuera íntima amiga del colaborador. «A mí hace tiempo que me dejó de sorprender», asegura. En su opinión, el tertuliano ha entrado en el juego de María y vaticina el siguiente movimiento: «Terminarán perdonándose y él pasará por el aro de algo muy grave que ha hecho ella que es decir verdaderas burradas de sus hijos, su mujer y él mismo».

La mayoría de las críticas que ha recibido Gustavo González pasan por la pérdida de credibilidad que sufre al haberse convertido en uno de más de los personajes del corazón de los que antes opinaba. Por suerte para el colaborador, ha podido defenderse de las palabras de sus colegas de profesión: «Quien mida con el mismo rasero las reflexiones que hago yo con las declaraciones de María es que no se lo ha leído».

«Puedo entender que penséis que esto es parte de una estrategia para facturar», añadió Gustavo González, que aseguró que no es así. «Lo estoy pasando muy mal. Para mí es muy difícil». Cuando vio que lo sentimental no terminaba de convencer al resto de colaboradores de «Sálvame», recurrió a la formación para dejar claro que sigue estando del otro lado: «Yo soy periodista de carrera, he pasado cinco años en la facultad». «¿Y para qué ha servido?», le espetó Mila Ximénez.