ES NOTICIA EN ABC

La campaña en pantalla: Así está siendo la cobertura televisiva de las elecciones

Las entrevistas de tono informal y los debates entre candidatos son los formatos preferidos por las cadenas

El plató en el que se celebrará el debate electoral de TVE
El plató en el que se celebrará el debate electoral de TVE - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Desde hace varias semanas vivimos inmersos en una campaña electoral que se deja notar, sobre todo, en la televisión. Al margen de los informativos y las tertulias políticas habituales, los canales televisivos se vuelcan en la producción de formatos propios con los que la audiencia conozca mejor a los candidatos y se informe sobre sus propuestas. Los géneros estrella son las entrevistas distendidas e informales, como las de Bertín Osborne en «Mi casa es la tuya» y Pablo Motos en «El Hormiguero», y los debates entre candidatos.

Primer debate electoral

El pasado martes 16 de abril TVE ofreció el primer debate de cara a las elecciones del día 28, en el cual participaron los seis partidos que cuentan con un grupo parlamentario propio: Cayetana Álvarez de Toledo por el PP, María Jesús Montero representando al PSOE, Irene Montero por Unidas Podemos, Inés Arrimadas por Ciudadanos, Gabriel Rufián de Esquerra Republicana y Aitor Esteban del PNV. El debate fue moderado por Xabier Fortes y duró algo más de hora y media, en la cual se habló sobre Cataluña, trabajo, impuestos, políticas sociales y feminismo.

Políticos en «El Hormiguero»

La última semana de marzo «El Hormiguero» dejó un poco de lado el entretenimiento para sentar en su plató a los candidatos a la presidencia. «Este programa no va de política, pero cuando hay algo importante hablamos de ello», explicó Pablo Motos, «y unas elecciones generales son un momento importante. Hemos querido dejar un espacio a los políticos para que la audiencia sepa quienes son y qué quieren».

No obstante, solo tres candidatos se atrevieron a someterse al interrogatorio de las hormigas: Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. Motos no dejó pasar la ocasión para criticar a Abascal y Sánchez por rechazar su invitación. «En Vox me dijeron que Abascal vendría si nos tomábamos antes un café y en un principio no me pareció bien, porque creo que todos los candidatos deben tener el mismo trato», narró el presentador, «luego me dijeron que Abascal era el único de los candidatos que no me conocía y acepté a tomar el café con él. Pero luego en Vox me dijeron que Abascal se tomaría el café conmigo después de las elecciones. Como es nuevo debe de estar perdido y no se da cuenta de que la campaña es antes de las elecciones, no después».

En el caso de Sánchez, la excusa que expusieron desde el partido es que ahora es presidente, no como la última vez que acudió al programa. «Rajoy también vino siendo presidente. Igual es que no tenemos sitio para que venga en el Falcon», dijo Motos con sorna. El presentador contó que desde el PSOE le ofrecieron que fuese el ministro Ábalos, «pero nos parece una falta de respeto a la audiencia y dijimos que no».

Comer con Bertín Osborne

El viernes 7 de abril se emitió en Telecinco una edición especial de «Mi casa es la tuya». Bertín Osborne recibió en su casa, por separado, a Santiago Abascal, Pablo Casado y Albert Rivera. Ni el presidente del gobierno ni el líder de Podemos quisieron participar en el programa. «Respeto su decisión, pero también la lamento», anunció Osborne al inicio del formato. Los tres candidatos de la derecha charlaron distendidamente con Bertín sobre su infancia y trayectoria vital, su vocación política y, por supuesto, sobre sus planes de gobierno para España y los problemas del país.

Debate a siete en «La Sexta Noche»

A ocho días de los comicios «La Sexta Noche», el popular programa de debate político, quiso ir más allá que la cadena pública y organizó un debate a siete moderado por Hilario Pino. En el mismo participaron Felipe Sicilia del PSOE, Teodoro García Egea por el PP, Toni Cantó por Ciudadanos, Alberto Garzón por Unidas Podemos, Gabriel Rufián de ERC, Laura Borràs por parte de Junts per Catalunya y Aitor Esteban, del PNV.

Debate electoral en TVE...

El lunes de la semana de las elecciones tuvo lugar del plato fuerte de la campaña electoral. A partir de las diez de la noche TVE emitió el debate entre los candidatos a la presidencia exceptuando a Vox, cuya participación ha sido vetada por la Junta Electoral. El debate se dividió en un minuto inicial al que le seguieron cuatro bloques temáticos, y un minuto de cierre. El primer bloque trató sobre «política económica fiscal y empleo» y lo abrió el PP; el segundo versó sobre «política social, estado de bienestar, pensiones e igualdad» y lo estrenó Ciudadanos; en tercer lugar se habló sobre Cataluña y fue Pedro Sánchez quien abrió el turno y, por último, los candidatos debatieron sobre regeneración democrática y pactos poselectorales.

El conflicto territorial en Cataluña copó buena parte del tiempo. También ha sido este el tema que ha provocado los intercambios más tensos entre los líderes políticos. Casado y Rivera acorralaron a Sánchez por momentos, quien ha evitado pronunciarse acerca del indulto a los políticos presos o posibles pactos con las fuerzas independentistas. En sus intervenciones finales, los candidatos han pedido el voto al electorado resaltando los principales puntos de sus programas.

Y también en Atresmedia

Un día después del debate en la cadena pública los canales de Atresmedia, Antena 3 y La Sexta, emitirán su propio debate con los mismos candidatos. La empresa se vio obligada a readaptar el formato del debate después de que la Junta Electoral vetase la participación de Vox. Los moderadores serán Ana Pastor y Vicente Vallés y se abordarán tres temáticas: propuestas electorales, la situación catalana y los posibles pactos poselectorales. Los candidatos estarán de pie frente a unos atriles y no podrán consultar dispositivos electrónicos. La posición en plató y el orden de intervención se han designado por sorteo. Además habrá una «Sala del Tiempo» desde la que se controlarán los periodos de intervención de cada candidato para verificar los minutos que emplea cada uno con el fin de que haya un equilibrio.