Es Noticia

Bronca monumental de «Sálvame Okupa»: «No quiero seguir hablando contigo»

Los colaboradores del espacio de Telecinco se han trasladado a la casa de Guadalix de la Sierra

Terelu Campos y Carmen Borrego, en «Sálvame Okupa»
Terelu Campos y Carmen Borrego, en «Sálvame Okupa» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los colaboradores de «Sálvame» han cambiado el plató de Telecinco por la casa de Guadalix de la Sierra. Apenas tendrán que convivir 72 horas en el que fuese el hogar de los concursantes de «GH DÚO», tiempo más que suficiente para que veamos la verdadera cara de los televisivos y conozcamos algunos de sus secretos mejor guardados.

Carmen Borrego y Terelu Campos han protagonizado el rifirrafe más tenso de la casa, pese a que una de ellas está fuera de ella. Los colaboradores que no han entrado en «Sálvame Okupa» han decidido desde el plató qué compañeros serán criados y cuáles señores en la prueba semanal. La mayor de las Campos ha elegido que su hermana sirva y el mosqueo de Carmen Borrego ha sido monumental: «A tomar por c***, olvídame, no quiero seguir hablando contigo». La colaboradora le ha dicho a su hermana que no le interesan sus explicaciones y le ha recriminado: «Muchas gracias, eso no lo hace nadie más que tú».

Como era de esperar, otros de los protagonistas del retiro iban a ser Gustavo González y María Lapiedra. Los que fuesen pareja se han pasado las últimas semanas paseándose por los platós de Mediaset para airear los trapos sucios de la relación; sin embargo, esta actitud les ha durado poco dentro de la casa. Los colaboradores de «Sálvame» se mostraron muy cariñosos desde el primer instante. «Es un respiro ver una cara amiga», explicó el paparazzi. Pero su actitud cariñosa no ha gustado al resto de sus compañeros y la casa se ha puesta en contra de ellos. No han dudado en comentarlo entre ellos y también se lo han dicho a la pareja.

Víctor Sandoval es otro de los protagonistas de «Sálvame Okupa». El colaborador no solo ha estrenado pelo y cara, también se ha sincerado: «Tengo que reconducir mi vida. Llevo un año embargado, debo cuatro meses de alquiler, así que necesito ganar aquí como sea. Y aunque me quede hecho un cuadro, voy a intentarlo todo». No es la única revelación que ha hecho. El colaborador también ha contado a los espectadores del espacio uno de los secretos mejores guardados de Belén Ro: su edad. «No hace falta, hija, que se lo preguntes, eres señora, tienes 52 años igual que yo». Esto no ha sentado bien a su compañera, que le respondía irónica: «¿Oye quieres dejar de decir mi edad en el 24 horas, por favor? Te lo agradecería. Muchas gracias. No entiendo a qué viene, Víctor».

En «Sálvame Okupa» no hay nadie libre de pecado. Belen Ro también ha sacado de sus casillas a un compañero, a Lydia Lozano. La que fuera modelo le ha reprochado a Lozano que no hubiera limpiado la casa antes de que llegaran todos los compañeros, le ha espetado que si la audiencia «es justa» no se llevará el premio «por cochina» y su compañera se ha sentido indignadísima: «Yo no soy la anfitriona de nadie, ¡también soy una okupa!».