ES NOTICIA EN ABC
Boom

José Pinto, el «lobo» que más sabía de la televisión

Natural de la pequeña localidad salmantina de Casillas de Flores, ganadero y orgulloso de sus orígenes, el exconcursante de «¡Boom!» y «Saber y ganar» era uno de las personalidades más queridas de la televisión y fue parte fundamental del éxito de «Los Lobos»

José Pinto, el lobo de ¡Boom! y su verdadera pasión

José Pinto, en «Boom»
José Pinto, en «Boom» - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La televisión española perdió el pasado 28 de febrero al icónico José Pinto, uno de los mejores concursantes de programas que se recuerdan en la pequeña pantalla y parte fundamental de que «Los Lobos» se hayan llevado el bote de «¡Boom!». El ganadero fue encontrado muerto en un sillón de su casa del pequeño pueblo de Casillas de Flores, en Salamanca –que apenas supera los 180 habitantes– en torno a las 11.00 de la mañana. Dos horas antes, había llamado al alcalde de la localidad, su amigo José Eloy Alfonso, para pedirle que fuese a «cuidar a las vacas» porque no se encontraba bien.

En los últimos años, el salmantino había participado en «50 x 15», «Pasapalabra» –ambos en Telecinco–, «Saber y Ganar» –La 2– y «¡Boom!» –Antena 3–, aunque fue en los dos últimos en los que alcanzó su mayor éxito. En el segundo estuvo durante 98 programas y se convirtió en «magnífico», mientras que en el programa que presenta Juanra Bonet estuvo durante 373 tardes con «Los Lobos». Por ello, él y sus compañeros de equipo accedieron al Libro Guiness de los Récords como los concursantes que más tiempo habían participado de manera consecutiva en un espacio televisivo. Poco después, no obstante, sorprendió al anunciar su marcha del programa por «motivos personales».

Tras conocer la noticia de su fallecimiento, el equipo de «¡Boom!» suspendió las grabaciones previstas para el miércoles (cada día, se ruedan varias entregas del programa). En su lugar, Bonet y «Los Lobos» le dedicaron un sentido homenaje antes de la emisión habitual del espacio. «Nos sentimos unos afortunados por haber disfrutado de su compañía y de su corazón tan grande durante tanto tiempo», enfatizó el presentador, emocionado. A sus palabras se sumó Jordi Hurtado, conductor de «Saber y Ganar». «Nos has hecho una inmensa putada», afirmó en un vídeo difundido por La 2 a través de Twitter.

Orgulloso de sus orígenes

El ganadero no ocultaba su pasión por su trabajo en el campo, que fue en parte el que le llevó a abandonar «¡Boom!» en diciembre. Su figura, además, contribuyó enormemente a poner en valor la realidad de la España rural, a menudo encasillada en estereotipos que poco tienen de reales. En ese sentido, la presencia del salmantino en la pequeña pantalla ha servido para demostrar que la gente de pequeños pueblos puede ser tan inteligente –o más– que cualquier persona. «Estoy muy orgulloso de haber roto alguna lanza a favor de eso. Los urbanitas piensan que la gente de pueblo somos tontos o el típico paleto de las películas de Paco Martínez Soria. ¡Hombre, no! Por fortuna las cosas son diferentes», aseguró en una entrevista con «La opinión de Zamora» en el verano de 2017. A menudo, el ganadero era el primer expulsado de «Los Lobos» por sus rivales, debido a sus amplios conocimientos en temáticas de lo más diversas.

Lector empedernido, curioso y recordado por sus célebres camisetas, casi tan icónicas como él, el salmantino no tenía pudor al reconocer que él aprendía «por placer». Por gusto, como mejor se hacen las cosas. Fue enterrado en su localidad natal, su querida Casillas de Flores. «Las vacas del cielo, porque seguro que hay vacas allá, desde ahora estarán en el paraíso», escribió para despedirle Josevi Catalán, exconcursante de «Saber y ganar». Seguro que desde allí arriba está gozando con el triunfo de sus amigos Erundino, Manu, Valentín y Alberto en «¡Boom!».